Ring

Javi -mi instructor en le gym- quiere invitarme un café. ¡Ah, hombres! Le gusto y siempre me anda tirando el chon. De hecho aprovecha muy bien los momentos en los que me da instrucciones, mide mi índice de masa corporal o me da mis masajitos, para mancharse un poco con los toqueteos. ¡Bah! Gajes del oficio. Me quedo platicando con él. Muy buena onda me cuenta varias cosas. Yo más bien estoy tratando de calcular en mis pensamientos qué tan enojado puede estar el Guapo nomás porque quedé de dormir con él en mi casa y no llegué en toda la noche. Chale, que fijado… Odio las escenitas y que se me hagan los ofendidos, digo, ni que fuéramos marido y mujer… Y aunque así fuera… Podría haber estado trabajando… ¡Claro!... Comienzo a fraguar la coartada… ¡Estaba trabajando y no podía llamar frente al cliente!... ¡Qué cabrón! ¿Por qué no llama?

Riiiiiiiiiiiiiiiiiing (suena mi celular)

9 porras y 2 mentadas:

Yarko dijo...

Mmmm... estoy atrapado en tu historia wera... que más?! qué más?!

ABY dijo...

uuuupppppsssss no fer te manchas en lo mas emocinante le cortas, te pasa heeeee... pero bueno esto esta mas que emocionante...

saludos

besos aby..

Konstantino dijo...

Hola
No será q por lo qdecias que los instructores del gym son mariconados?

Salu2

Anónimo dijo...

y luego!?!?!?

Ric dijo...

Querida Fer vaya como nos intrigas con tus historias, y del guapo ni sufras somos muchos los que podriamos reemplazarlo. Asi tendrias de donde escoger

Angélica dijo...

haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

stop

haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Toda una miniserie de infarto
XD

Esto esta como pa chisme de oficina querida fer

Saludos

MM dijo...

Yo sólo me pregunto una cosa Fer:
Si el Guapo te hubiera dicho que iría a dormir contigo a tu casa, y no hubiera llegado en toda la noche y no hubieras recibido una llamada para al menos saber que estaba bien, ¿qué tanto te hubieras enojado?

Él creo que entiende tu chamba, pero pues no por eso una relación sentimental es distinta a las demás: dar y recibir (con y sin albur).

Craneo Rojo dijo...

Muy interesante . . .

La verdad es que estamos al filo de la butaca . . .

CESAR ISRAEL dijo...

Un verdadero placer leerte; llegue a tu blog guiado por tu belleza física y gratamente me tope con la elocuencia de tu narrativa. Así es que lo menos que puedo hacer es felicitarte y agradecer por el grato momento que pase al leerte. Imagino el placer que se debe experimenta al tenerte físicamente frente a frente y poder contemplar tu belleza física, y mas aun lo interesante que debe ser entablar una conversación contigo, tal vez algún día suceda… tal vez…

Atte. Czar