Convocatoria del Post 50

Pues si adorables amigos y queridísimas amigas.

Cachond@s, curios@s, generos@s visitantes, escritor@s, lector@s, parroquian@s, asidu@s, usuari@s, público, clientela, cómplices todos:

Paso a pasito llegamos al post 50 y a la visita 150 mil. Anecdotas, chismes, locuras, charla, dibujos y cachondería han llenado quién sabe ya cuanta página de letras que son suyas. Quiero darles las gracias por volverme el pretexto pa’ regalar unos minutitos cada día a esta dirección electrónica convocando, pa’ celebrar, a un concurso de palabras. Va como sigue:

C O N V O C A T O R I A

Se invita a participar a todo el qué le dé la gana hacerlo.

¿Cómo?

Escribiendo en este post un relato breve, de no más de 1600 caracteres (sin contar espacios) en el que cuenten una historia relacionada con la prostitución. Las tres mejores historias recibirán un obsequio, descrito más adelante.

Se recibirán historias hasta el viernes 9 de noviembre a las 18:00 horas
.
Todo relato debe tener título y no podré permir posts anónimos, así que de ser posible dejen su correo o registrense en mi foro:
.
.
Allí generan su nickname desde el que puedo confirmar quién escribió qué. Se reciben relatos anónimos, pero pz ¿Cómo los premiamos si ganan?

¿Cómo se elige a los ganadores?

A partir del cierre de la convocatoria, se abrirá una encuesta para que durante una semana se vote por las mejores historias. Las tres que reciban más votos serán las ganadoras. En caso de que los relatos sean muchos, haré una preselección de los 10 que más me hayan gustado hasta entonces pa’ poner esos en la encuesta.

La encuesta se cerrará el viernes 16 de noviembre a las 18:00 horas. En ese momento se conocerá a los ganadores.

¿Qué más?

Abriré un post 51 para que se hagan comentarios sobre las participaciones del 50. Así el post 50 lo dejamos nomás pa’ quienes quieran entrarle al concurso.

Algunas otras consideraciones o dudas sobre este rollo, serán aclaradas en el post 51.

P R E M I O S


PRIMER PREMIO

Una carpeta autografiada con la recopilación reimpresa de todito lo que he escrito en el periódico Metro desde la columna uno (del 29 de mayo de 2007) hasta la más reciente a la fecha de la votación.


SEGUNDO PREMIO

El original enmarcado y autografiado de la primera columna de Crónicas desde mi Cama que salió publicada en el periódico Metro el 29 de mayo de 2007.



TERCER PREMIO

El archivo digital en PDF con la recopilación de todito lo que he escrito en el periódico Metro desde la columna uno (del 29 de mayo de 2007) hasta la más reciente a la fecha de la votación.

Los premios los entregaré a fines de noviembre en un evento de firma de autógrafos a realizarse en un Table por confirmar, a la cual los ganadores serán mis invitados especiales.



PD1. Como una muestra de agradecimiento por lo qué has hecho hasta ahora, querido Player12, a ti de regalo sin concursar lo que escojas entre el premio uno o el dos.

PD2. Ya no subí la tercera y última parte de LOLITAS porque me han comentado que estuvo muy light, así que estoy preparando el LOLITAS RELOADED, para narrar con más candela cómo estuvo aquello del encuentro sexual en un salón de clases.


Por lo pronto, por si se quieren quedar picados, el tema de la columna del próximo martes será el PENE.

Ahí se me sientan a esperar que salga.
Un beso, esperando sus participaciones
FeR
.
Nota: En caso de recibir muy poquitos relatos, el concurso puede declararse desierto y yo declararme deprimida je je je je je, pero ¿Quién me manda buscarle chichis a las culebras, melenas a las ranas o brazos al guajolote? ja ja ja ja. Ojalá se animen todos...

47 porras y 2 mentadas:

Una angie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Horus dijo...

Tengo el leve presentimiento de que tu concurso será todo un éxito... Mmhmm... eso de la votación suena genial, yo debí hacer lo mismo.

Player 12 dijo...

VIENTOS!!!!

ojala y existan muchos interesados y tengamos muchas anecdotas de este gran mundo que adoramos y que muchos o se hacen que la virgen les habla (santurrones) o que quieren evitar por temor a fuertes represalias (lease: dueñas de las quincenas) :-)

Pero que muchos (sera un 80, 85, 90 %) lo han vivido alguna vez.

Cuauhtémoc Carranza dijo...

¡Gran idea ésta del concurso! Yo quiero ganar, aunque sé que la competencia será difícil, no sólo por aquello de que muchos han vivido experiencias del tema que propones, Fernanda, sino porque hay muchos talentos literarios que también desean los premios que das. Yo escribí este relato —de 1,596 caracteres, sin contar título y nombre del testigo, ja, ja, ja— que se llama “I don’t love you anymore”, ya verán por qué.
¡Que empiece la competencia!


“I don’t love you anymore”

Cuauhtémoc Carranza

Al rato de llegar al teibol, Lucía se sentó junto a mí, y luego de invitarle el segundo vodka, empezó a hablarme de Bruce, un cuarentón divorciado con el que ella se relacionó durante cinco años.

Desde los 17, Lucía había empezado a trabajar. Empezó en una imprenta, donde conoció a Aarón, un hombre casado que negó la paternidad del hijo que ella esperaba. Aunque no le tenía miedo a la vida, Lucía no dejaba de tener vergüenza: “Yo bajaba la vista frente a mis hermanos”; pero su madre siempre le levantó la cara.

Ya pasaron siete años. Para mantener a su hija, Lucía conoció el teibol. En Los Cabos ganaba hasta 300 mil a la semana. Una noche, cuando el vodka te hiere más, conoció al gringo Bruce: eres la mujer más hermosa del mundo, le dijo. “Vamos, eso te lo dice cualquiera”, rezongué. “Sí, pero su mirada me decía más cosas”.

Dueño de una cadena de hoteles, hizo que Lucía conociera el fashion de la gente nice. Ella, que venía de una modesta familia, conoció los mejores hoteles y restaurantes de Acapulco, Vallarta, Los Cabos, Oaxaca, Veracruz. “Señora, usted sólo ordene”, escuchaba a cada rato. “No sean así, yo valgo tanto o menos que ustedes”, les respondía.

Al cabo de dos meses, Bruce le dijo: “Marry me; I’ll give you everything”. Ella lo pensó en serio. Una amiga le dijo que le podía sacar mucha lana. No, respondió: viviría aburrida.

Una noche, en Punta Mita, Lucía le hizo un escándalo a Bruce por una nimiedad. Gritó, siguió bebiendo, volvió a gritar frente a todos. Harto, Bruce le gritó: “I want no more from you!”. Al otro día ella se fue.

Han pasado 15 días. Ayer, Lucía abrió una nueva cuenta de correo. Su primer mensaje fue para Bruce: “I don’t love you anymore”. Bruce le respondió: “Come back, I’ll take you Las Vegas”, el gran sueño de Lucía. Ella volvió a teclear: “I don’t love you”, “I don’t love you”… hasta llenar toda la pantalla.

Eso dejó escrito en la servilleta de mi mesa. Hoy aspiro su aroma. Ay, Bruce.

Antonio Rangel dijo...

El mío también está casi en el límite: 1592 caracteres. Y, Fernanda, me (nos) leas, me parece en sí ya un premio.


"La vida"

Estaba rabioso. Abrí el periódico directamente en los anuncios de masajes. Tomé el teléfono y le marqué a cuatro o cinco hasta que una de ellas aceptó mi propuesta.
Después me arrepentí. La venganza es para miserables, me dije. Pero yo soy de los que ya no saben zafarse una vez que se ha atorado en un compromiso. Me gastaría en una noche lo que había ahorrado durante seis meses.
Tenía uno de los peores trabajos que se pudieran tener. Era el asistente en una obra de teatro. Acepté el bajo sueldo y los pagos retrasados sin protestar porque estaba enamorado de Gina, la directora.
Traté de conquistarla muy tontamente durante medio año, pero cuando ella salió a festejar el éxito de la obra con su ex., me di cuenta de que había fracasado definitivamente. Me sentí perdido. Luego de varios meses de arrastrado sólo se me ocurría una tonta venganza.
Gina, ciertamente, se sorprendió de verme con una mujer muy hermosa, pero supongo que fue algo que olvidó al día siguiente. En cambio yo lo recuerdo mucho.
Su nombre falso era Zamna. De cabello castaño, ojos claros, piel bronceada y rasgos finos. Risueña y menuda. Resultó interesada en el teatro, en la literatura y en el café. Después de la función habíamos acordado que me acompañaría a una reunión con los actores y con Gina; pero eso se canceló. Fuimos a una cafetería. Allí le conté en dos minutos mi razón para contratarla, luego nos olvidamos de aquello. Hablamos de algunas piezas teatrales, de dos poemas de Cavafis y de nuestras calles preferidas.
Llegamos al hotel con demasiada cafeína en el cuerpo y seguimos conversando. Al otro día, en el momento de marcharnos, al verla más bella y desprotegida que nunca, le supliqué irreflexivamente que fuera mi novia para siempre. Sólo la muerte es novia para siempre, dijo sonriendo, conmigo sólo estarás de paso en una habitación que deberás desalojar temprano, siempre temprano… yo soy una puta, soy la vida, dijo.

Una angie dijo...

A veces...

A veces, es mas fácil mostrar la piel que evidenciar lo que estas sintiendo; virtud desbalagada y ruidosa que sacude y encierra.
Trabajas sobre un espacio vació pero brillas por si sola aún a lado de un desconocido, mausoleo tuyo, ajeno, nuestro… mentira que vale por su belleza; se une de golpe a una propina anónima y muda.
Entonces, el espejo devuelve el ángulo del recorrido turístico, posición de alquiler sin afuera sin los otros, donde él, desvanece al hundirse en la humedad de tu corazón tibio.
Atracción morbosa es elogiada entre paredes, pero es mascara disoluta donde te fisuras y llenas de gozo, te apagas y sublevas, ¿a dónde vas?
Vas descalza, a tientas, ¿esta tu aliento perdido?, ¿te mantienes en el borde?, ¿vas a caer?
Planteas preguntas que no vas a responder.
Eres libre antes de concluir aun con una muralla tan conocida, como es tu piel.
Apagar sin mirar atrás es parte del amor oscuro, de quienes crees conocer.

Cuauhtémoc Carranza dijo...

Quiero ganar. Con todas mis ganas. Así que aquí les va otro relato, de 1,484 caracteres, sin contar el título y el testigo; lo he nombrado "Luciana y el quinto frente", ja, ja, ja, ya verán por qué.

"Luciana y el quinto frente"

Cuauhtémoc Carranza

Qué mujer. En algún momento de la plática, Luciana dijo “echar un cable a tierra”. Me recordó al rosarino Fito Páez, que compuso una canción sobre los devastadores efectos de la cocaína. Entonces me sentí feliz: había amado a una estrella y ahora me bañaba con ella en el jacuzzi, para rematar una tarde maravillosa, con Luigi Bosca, el Trapiche de Maipú y Fito de testigos imaginarios.

No conozco Argentina, pero ella me llevó al cielo del Aconcagua con sus gemidos de placer cuando la besaba toda. Para ella, el beso es la forma de comunicación más genuina, y yo lo practiqué con ella hasta el último rincón de su cuerpo. Recorrí su espalda, sus hombros, sus rodillas. Besé sus pies, amé sus caderas. Conocí el sabor de su sexo, mordí su clítoris hasta extraer el néctar y acaricié la base de sus labios húmedos de mi saliva. Se vino primero. Yo la seguí después de que ella abrió su boca a mis modestas proporciones, para después cabalgar sin descanso sobre la alfombra roja de mi desnudez.

La aventura había empezado desde el trayecto al hotel. Se me hacía tarde y le envié un mensaje para que no se desesperara. “No quiero que choques por mí. Yo te espero”, me respondió tranquilamente.

Llegué, estacioné y le volví a hablar. Conocí entonces sus lindos ojos verdes que “dejaron en mi alma eterna sed de amar, anhelos de caricias, de besos y ternuras, de todas las dulzuras que sabían brindar”, me repite en secreto el poeta cubano Adolfo Utrera. Tenía frente a mí a la mujer que había soñado tocar en mis noches más solitarias. Se lo dije y se rió.

Conversamos, para conocernos. Nos amamos, para confesarnos devotos del vino, aunque yo sé casi nada y ella sabe mucho. Por eso, cuando dejó caer el cable a tierra para referirse a la ciudad de México, me elevó a la luna. Qué me importa el quinto frente frío.

Midnight caller dijo...

Bueno pues ahi va, despues de expresar todo esto siento un gran alivio por dentro, aunque no gane algun premio pues quise contribuir:

Tarde


La conocí en una de esas noches de soledad que han abundado en mi vida, ella bailando en el table dance al cual asistía por lo menos 5 veces a la semana; desde el primer momento en que la vi fue algo mágico y supe en ese momento que nunca mas mi vida iba a ser igual y tenia razón, y para que contar lo que vivimos, me faltaría espacio para describir cosa mas bella, pero a partir de esa noche y de las siguientes 20 ahí estaba yo viendo tal preciosidad obra del creador moviéndose al ritmo sensual de las canciones de SADE, especialmente la de No Ordinary Love y obviamente después de que terminara su larga jornada la esperaba para dirigirnos a casa.

Se llama Mayra, y fue tanto lo que disfrutamos en esos días que la ultima semana que paso acá estábamos juntos casi todo el día, en esa época yo estaba de vacaciones y era soltero, así que tenia el tiempo del mundo para dedicárselo, nos íbamos a pescar, a comer, veíamos los atardeceres que por cierto son muy bellos acá en el caribe, hubo bastante química desde un principio, no me da pena decir que en verdad me llegue a enamorar de ella como un loco, cosa que tal vez suene raro, pero en las cuestiones del corazón no se manda y sentí que ella también logro agarrarme cariño, ella tiene una hija de 11 años ya y por la cual tuvo que dedicarse a esta profesión del table dance. Me dijo algo el día que nos despedimos algo que luego vine a entender: niño, como es la vida,llegas Tarde a mi vida y lo nuestro no puede ser por razones obvias y así como la vi. ese primer día, se marcho y al momento de subirse al avión me dio un abrazo y un beso de esos que sientes que te llegan hasta el alma y sin más decir se fue. Lo triste para mi es que a partir de esa fecha no existe un día en el cual yo me despierte y lo primero que haga sea pensar en ella y rezar una oración pidiendo por que este bien.

P.D. El escuchar la canción de Arjona “sin daños a terceros” me animo a escribir esto, y 1600 caracteres no me bastan, gracias.

El Informapitecus dijo...

Por: Jorge Hugo Castro Samayoa. Saludos y que fluya la creación.

Herencia genética

Los Ángeles, California, E.U.A, octubre 2007.

Querida Alondra:

Te escribo desde el “otro lado” y como siempre sigues en mi corazón.

Mi pastelito preferido, estando en los suburbios de los Ángeles descubrí una mujer con rasgos muy parecidos a los tuyos. Obvio, me aferré a ella. A ella le gusta que le muerda la oreja y que le diga despacito, en un susurro, eres mi putita preferida. Igual que reaccionabas tu, ella abre las fosas nasales, como tomando aire, como queriendo alimentarse con ese placer de escucharme. Al bajar, descubro que está mojada, como a ti te pasaba cuando con voz de poeta de barrio chilango, te repetía unos piropos de albañiles.

Te acuerdas cuando me dijiste: “ya todo acabó, será mejor dejarnos de ver”, mi mundo se vino abajo. Con los pocos ahorros que tenía me dispuse irme lejos, lejos de ti. Donde la barrera física me impidiera poder regresar para suplicarte, arrastrarme por una hora contigo.

Años atrás cuando te conocí trabajas para la señora Olga, después, e influenciada por mi llegada al pueblo, eso lo dijiste después. Cuando cansados de hacer el amor te recostabas entre mis brazos, allá en Chiapas, mi tierra adoptiva, decidiste quedarte allí. Habías llegado de El Salvador, ibas en pos del sueño americano.

Con tus dieciocho años recién cumplidos, y aún no conocías el “amor de hombre”. Conmigo aprendiste rápido y exploramos toda la gama sexual. Todo marchaba excelente, hasta que apareció aquel hombre. No, no te lo reprocho, él tenía toda la energía que yo a mis 60 años ya carecía. Te mirabas tan feliz. Yo mientras tanto, pasé hacer un cliente mas. Te había perdido.

Ayer descubrí porque ella se parece tanto a ti, no recuerdo en que momento ni por qué, ella sacó una foto de su hermana, y te miré sonriente, enseñando tus hermosos dientes de marfil.

Soy un hombre afortunado.

Con amor.

Tu sexagenario admirador.


P.D. Te manda saludos Lucy, tu hermana.

El Informapitecus dijo...

Confesiones de una edecán en “3D”


Él llegó. La tomó con sus manazas y así vacilante comenzó a penetrarla sin mediar una conversación que facilitara el encuentro.

-¡Quiero mas, mas! Musitó ella.

-Eres tan rica, comentó él.

Estuvieron una hora entregándose cuerpo a cuerpo, espíritu a espíritu. Ella era así. Seguramente ustedes han escuchado que “en el trabajo hay que poner el corazón”, pues ella cumplía con creces esta sentencia, pero obviamente, literalmente ponía otra cosa, su cosita.

***
Ya viste a la “Chiapaneca”, no sé como le hace para ser tan solicitada. Pa’ mi que está curada, porque la verdad no es una gran belleza. El Manuel me dijo el otro día: “Ella coge como ninguna de ustedes, tiene algo, algo que ustedes ni en cien años podrán tener”. El muy pendejo.

-Y que le contestaste, pregunta interesada, la Iguana.

-Pues, será porque ella es una india, y a ti te gusta lo corriente.

-Jajajajaja, ni tú te la creíste.

***
La gente dice que soy linda, yo la verdad no me siento fea. Sé que no soy una barbie pero tengo lo mío y lo mío es apretar hasta que mi cliente en turno se vacíe por completo. Es una técnica que me enseñaron unas amigas. Al tipo lo dejas noqueado y bien despachado, pa’ que es mas que la verdad. Es cierto que al principio me daba pena, eso de desnudarse ante un desconocido así como así no es fácil. Uno tiene taras morales, esas cosas de psicología que te detienen y están chingue y chingue para que no hagas lo que quieras.

Yo ya me liberé. Eso se lo debo a la señora Flor, la dueña del negocio. Me hizo ver lo errada que uno está con esas creencias que nos meten las madres. Ahora disfruto lo que hago. Gano mi buen dinerito y me va bien en la vida.

El Informapitecus dijo...

Sólo para damas


Lo sabes soy un hombre de pasión desbordada. En cuanto miro una chica por la calle me pongo tenso, literalmente. Pero lo que no sabías, es que siempre he mantenido una vida oculta. Para ti soy el hombre perfecto, el que siempre te cumple en las noches de frío y de calor, también. El que te ha arrancado unas lagrimitas al hacer el amor. Sí, llorabas por qué te sentías tan feliz de vaciarte completamente, tan libre. Chuparte los senos apuntalados hacía arriba constituía el preámbulo de la batalla, puestos así cuando te decía mil palabras.

Recuerdas cuando perdí el empleo como chofer. No teníamos otros ingresos. Yo no encontraba que hacer. Los ahorros disminuían escandalosamente. Un amigo común; Pedro, abrió mi horizonte con conclusiones rápidas: “Adoras tener sexo y si por ti fuera estarías todo el día haciéndolo, no tienes empleo, pues empléate tu mismo, en qué, haciendo lo que disfrutas”, y la luz se hizo.

Por eso no entiendo lo que pasó. Ayer me pareció escuchar tu voz por mi línea empresarial, solicitando costos, horarios, etc., por mis servicios. Cuando diste la dirección avenida Lagartero, colonia 24 de Junio No. 04, la sospecha se confirmó.

No podía cumplir ese servicio, lógicamente, mandé a mi auxiliar. No lo niego estaba un poco inquieto, mientras esperaba su regreso aquí en la oficina. Llegó con una sonrisa. “Por mujeres como esa es que vale la pena esta chamba”, dijo. Y yo con sentimientos mezclados orgullo-tristeza, le pedí que contara los detalles.

Empezó con: “El marido debe ser un bruto que no sabe lo que tiene en casa. ¡Que mujer! Es una bestia en la cama. Dice que con su marido tiene que fingir placer, y a veces llora, por qué realmente lo ama, pero no la satisface. ‘Si tan solo se pareciera un poquito a ti’, me dijo ella, con cierta coquetería. Eso compadre, levanta la autoestima”.

No encontré que responder, las palabras se atoraban en mi garganta.

Englar dijo...

Hola comunidad, aqui les dejo mi aportacion a este concurso. Fernanda, espero te guste ... y tambien a todos los demas


Fin y Principio

A veces cuando uno se siente solo, trata de buscar una buena compañía, por internet, en anuncios de periódico o simplemente agarrar el auto y salir a buscarla en esta ciudad.

Mi destino, SULLIVAN. Al no encontrar la chica indicada espere en el auto. Tome el volante y decidí irme. A lo lejos observe la silueta de una mujer caminando por la banqueta, era muy sexy, hermoso cuerpo, estatura media, cabello castaño, vestía una falda corta color blanco luciendo unas piernas las cuales adornaban unas botas de piel color negro, una blusa blanca que dejaba ver unos hermosos senos redondos y firmes.

Me acerque lentamente, le pregunte acerca de sus servicios y amablemente me respondió, lo cual me hizo decir en que era la compañía perfecta. La invite a subir al auto para partir a la habitación que seria testigo de nuestro encuentro.

Al llegar a la habitación, comenzó a besarme y seducirme, no pude resistirme y me deje llevar por mis deseos de querer tenerla, llegamos hasta la cama y lentamente nos quitamos la ropa, al ver su cuerpo me dedique a tocarlo y besarlo. Nuestras ganas de tener otro tipo de placer nos llevo a unir nuestros cuerpos. Al momento de llegar al clímax los dos coincidimos y terminamos agotados sobre la cama sin separarnos viéndonos a los ojos.

Nos pusimos a platicar desnudos sobre la cama, ella me comentaba de muchas cosas que ha vivido en este trabajo, lo duro que es el soportar tantos insultos y a veces hasta golpes. Pero hubo algo que me platico que la dejo pensando la noche anterior.

Mientras esperaba que se acercara alguien, pudo ver dentro de un auto que paso a una familia y en la parte de atrás una niña de unos 7 años, cabello rizado rubio, con dos coletas y dos grandes ojos color café. En ese instante las dos se imaginaron una vida que quisieran tener. Ella tener una familia... mientras que la pequeña niña imaginando llegar a ser como ella cuando sea grande y vestir así cada noche.

Mario dijo...

ANECDOTA DE UNA CHICA FACIL PARA UNA VIDA DIFICIL.

Ella tenía 22 años, su estatus social era de un nivel medio alto, estaba terminando su carrera de psicología, su tesis sería de los signos y sintomas de las drogas, empezo su tema escribiendo sin sentir nada, era como ir describiendo algo que no había experimentado, ella deseaba consumir un poco para saber como su cuerpo reaccionaba sobre las características de las drogas. Empezó con una dosis para empezar a realizar lo que según ella sería su proyecto de titulación, pero cuando se dío cuenta ya dormia con un terrible mal que la llevo a prostituirse para conseguir un solo gramo que ya le hacia falta a su cuerpo.
Recibio un sinfin de humillaciones y vejaciones por un solo gramo, sus padres la corrieron no quisieron saber nada de ella, pero no todo fue tan malo tambien hubo clientes que le tendieron la mano y trataron de ayudar de esa poderosa y maldita adicción de la cual le ha sido muy dificil recuperarse. Se alejo de su familia y amigos, hoy agradece a su oficio el más antiguo del mundo el de la vida galante que aún y cuando le dío para el vicio también le dío de comer, vestir y dormir, ahora ella piensa a sus más de cuarenta y tantos casi cincuenta, el famoso "si hubiera..." ahorrado un poco de mi trabajo, y no me hubiera metido en las drogas, ahorita tendría para vivir bien y ya no trabajar, diciendose asi misma, recriminandose su adicción más no a su trabajo de puta, mirandose al espejo y ver como los tejidos de su rostro y cuerpo empiezan a dar de si, y ya con clientes un poco más escasos.
Ahora solo la acompaña sus inseparables amigas, su trabajo y la noche, pidiendo llegar a un día más sin consumir e implorando tener más clientes como antaño para ahorrar y vivir mejor.

El Informapitecus dijo...

Mis primeros cinco minutos


-¡Hola, mi amor!, -dijo y sonrió.

No pude responder, solamente me quedé petrificado y mas rojo que un tomate. Tenía entonces 15 años y también un terrible miedo a las mujeres, sobre todo a las bonitas. Sí, porque Nirvana mi amiga no me inspiraba ningún estado de pánico, quizá por ser bastante feita.

Había ido a tener relaciones sexuales con las putas de la “Casita del amor”, pero a la mera hora las piernas no me respondían, y aquel amiguito mucho menos.

-Pásale mi vida, siguió diciendo ella, no te voy a comer.

Siempre que entraba en un estado de pánico, por cualquier motivo, tenía un método para calmarme que consistía en contar uno, dos, tres…hasta veinte. Al final del conteo ya estaba mucho más sereno para enfrentar cualquier situación. Pero esa era la primera vez que no funcionaba. Mi corazón palpitaba en un frenesí incontrolable.

-¿Es tu primera vez, verdad?

Me sentí desnudado y apunto de un infarto.

-No te preocupes soy una excelente maestra, ya verás como aprendes enseguida.

Se acercó adonde estaba. No tenía escapatoria. Si no lo hacía quedaría muy mal ante mis amigos.

El acto sexual duró algunos minutos, como cinco creo. Cada vez que me acuerdo no puedo evitar sonreír ahora que ya me he convertido en todo un atleta sexual.





Te invito a que me visites en: elinformapitecus.blogspot.com

El Informapitecus dijo...

Des-encuentros



El mundo es tan chico, que a veces me sorprende. Hace unos meses cuando andaba en Tijuana me encontré con una bailarina exótica de un negocio que tengo en Tuxtla Gutiérrez; es decir, en el extremo de la república.

-¡Hola!, dijo, ¿nos conocemos, verdad? -Agregó.

Y claro que sí, era ella, con quien había vivido una torrencial aventura que casi, casi me lleva al altar.

-No sé, me pareces conocida, pero no recuerdo de dónde, respondí con el afán de quitármela de encima.

-¿Tú eres Jorge?, preguntó.

-No, yo soy Daniel. Tengo un hermano que se llama Jorge y vive en Tuxtla, enfaticé. Ahora recuerdo de dónde te conozco, él me mandó una foto en donde apareces tú.

-Francamente son idénticos, juraría que son la misma persona, en fin creo que es el amor el que me hace verlo en otro rostro.

Y se alejó agitando la mano en un adiós que momentos después se convirtió en un ademán, remarcado con el dedo medio señalando al cielo, que decía: chinga a tu madre, cabrón.


Te invito a que me visites en: elinformapitecus.blogspot.com

Diablo Guardian dijo...

REGINA

Ya habían sido demasiadas noches solitarias en el frío departamento recién adquirido, donde, debido a los gastos realizados para su compra, faltaban muebles, lo cual lo hacía verse más gélido aún.
En la recamara tan solo tenía una cama individual, a la cual había muchas veces culpado por no haber logrado sus objetivos con varias mujeres, y esta vez, era solo el pretexto para no llamar.
Al fin se decidió, cogió el teléfono y marco sin pensarlo. Pidió la número 22. “¡No me vayas a mandar a una gordita, por favor!”, dijo con tono de autoridad, para hacer creer a la operadora que era un experto, pero la verdad es que moría de los nervios.
Al cabo de media hora, el timbre sonó, él abrió sin preguntar y espero pacientemente. Del elevador salió Regina, delgada, con una sonrisa increíble… y no mas de 20 años a sus espaldas. Fue una conexión instantánea, pero algo en ambos les recordaba que eso era un negocio únicamente. Muy placentero, aceptaba Regina, pero al final un negocio que le daba para pagar sus gustos y pasarla bien.
Aún así, algo sucedió desde la primera vez, ya que él quiso que Regina se quedara una hora más, y sin dudar pago por ello. Al final, ella le dejo su teléfono privado con la promesa de “verlo por fuera”.
Así transcurrieron varios encuentros que se prolongaban hasta la mañana siguiente, siempre por el mismo precio. La cama individual, antes despreciada, se convirtió en mudo testigo de los encuentros donde Regina cada vez se sentía más cómoda.
El siempre pensó que para ella era solo un cliente más, hasta que una noche, con el rostro lleno de tristeza, Regina dijo:
- Ya no puedo verte más…
- ¿Por qué? – contestó él, visiblemente contrariado
- Es… es que… ¡me estoy encariñando mucho contigo!
Sin decir más, compartieron la noche por última ocasión. Regina abandonó el departamento y corrió hasta llegar a la esquina, donde Paula, su pareja actual, la esperaba para llevarla a casa.

siempre dijo...

Tocaste la puerta y mi corazón latió fuerte, era la primera vez que hacía esto y no sabia a ciencia cierta como actuar. Abrí la puerta muy despacio tratando de calmarme, mis ojos te encontraron, vestías mas discreta de lo que había imaginado pero dejabas ver un hermoso cuerpo bajo esas ropas. Nos saludamos y percibí tu olor fresco, notaste en seguida mi nerviosismo y con una plática trivial de dos desconocidos que empiezan a no serlo lograste calmarme.
En el reproductor sonaba la música ( I´m on fire - Bruce Springsteen), te pedí que bailáramos, te tome firmemente de la cintura y te acerque a mi, solo lo suficiente para que los cuerpos se alcanzaran a rozar levemente, te mire, quería perderme en tus ojos pero esquivaste mi mirada y regresaste a la plática, te pedí callar con un dedo en tu boca y creo que fue entonces que entendiste, tienes una gran habilidad para convertirte en la mujer que uno esta esperando.
Mi mano se deslizo a tu espalda y empezó a jugar un poco, roces, caricias, empezaba a tranquilizarme, susurre a tu oído eso que quizá todos te dicen, sentí una leve sonrisa en tu cara y eso me dio confianza.
Mis manos aun jugando en tu espalda, (Your body is a wonderland- John Mayer), subiendo a tus hombros, bajando justo a donde empiezan las caderas. Me puse a tus espaldas, mis manos en tu cintura , besos en el cuello, soplando levemente por tu espina dorsal. Poco a poco ayudo a desnudarte como si mis manos fueran las tuyas, empezando por arriba y terminando en la maravilla de tus pies. Hincado comencé a besártelos y acariciar despacio tus pantorrillas mientras mis labios iban subiendo poco a poco tus piernas, subía y bajaba con tranquilidad por tus piernas, intentando recorrerlas todas pero sin prisa por acabarlas. Llegue a tu entrepierna (body 2 body –Samanta Mumba) mis manos jugando en el paradisiaco lugar que forma el inicio de tus caderas y el fin de tu cintura, mis labios y mi lengua convirtiéndose en ganzúas tratando de abrir la puerta de tus piernas. Poco a poco , mientras mis manos dibujaban tatuajes en tu espalda y en tus glúteos, mi lengua ganzúa encontraba la forma de abrir tu cerradura. De pronto, pero lentamente, (Feelin love –Paula Cole) diste dos pasos para atrás hasta llegar a la cama, te sentaste e hiciste una seña con tus dedos para que fuera hacia ti, proseguí mi labor mientras te recostabas en la cama y poco a poco ibas abriendo las piernas dejándome jugar en tu manantial. Jugué un rato mas (Wicked Game –Chris Isack), hasta que después de un ligero espasmo, susurraste algo que no alcance a oir, trate de ignorarte pero volviste a susurrar y tus manos me invitaron a subir, seguí besando la maravilla de tu cuerpo,tus caderas, tu cintura, el ombligo, tus senos, tu cuello, mis manos en tus manos, luego mi pecho en tu pecho y de pronto algo que no me esperaba y que a la fecha no se como hiciste, pero invertimos los papeles y era ahora yo el que esta recostado en la cama. (Justify my love -Madonna) Besaste mi pecho, me miraste de tal forma que aun cuando cierro los ojos me parece que estas ahí, me pusiste un condón de la manera que solo tu sabes hacerlo y lentamente te fuiste sentando encima de mi, tus movimientos cadenciosos lograban volverme loco, mis manos jugando nuevamente en tus caderas subiendo hasta tus senos, dibujando en tu espalda, juntándose en tu ombligo, tu mirada confiada sabiendo que estabas logrando eso que yo deseaba..

siempre dijo...

La puerta emparejada
La tele aun prendida
Toallas en el piso del baño
Colillas en el cenicero

Una luz tenue
Espejos
La cama destendida
Olores

Hace una horas
Todo estaba limpio
Hace unos minutos
Un simulacro de amor

Si silueta bajo las sabanas
Dinero y una rosa en el buro
Ella parece un ángel
El la observa desde el sillón

Golpea el cigarrillo
Como queriendo sacarle minutos
Cierra los ojos y piensa
Que pudo haber sucedido

Toma papel y pluma
Escribe lo de siempre
La mira como nunca
Y besa con cuidado su frente

Se mira en el espejo
Se acomoda la corbata y sonríe
Apaga el cigarrillo
Y no ha vuelto a fumar

Englar dijo...

Del recuerdo a mi olvido

La cama destendida, las sabanas cubriendo parte de tu cuerpo, nuestra ropa tirada en el piso, una luz tenue en la habitación y la luna como testigo de nuestro encuentro apasionado.
Como poder olvidar tu forma de hacer el amor, ese oral profundo que me habías dicho que nunca olvidaría, el poder haber disfrutado todas las posiciones posibles en el tiempo que estuvimos.
Recuerdo verte de pie en la puerta de la habitación, con esa gabardina negra que te cubría y debajo de ella una blusa roja de tela brillante entreabierta dejándome imaginar el deseo de ver tus pechos, tu pantalón negro de la misma tela de tu blusa pegado a tu cuerpo dejando ver unas hermosas nalguitas y por ultimo tus botas rojas de vinyl las cuales quería que llevaras.
Tus besos apasionados me encendieron y mis manos fueron recorriendo tus piernas y entre ellas, tus nalguitas, tu cintura, tus pechos hasta llegar a tu cara.
Después de quitarnos todo lo que nos estorbaba para hacer el amor y pidiéndote que te quedaras con tus botas puestas, llegamos a la cama donde pude comprobar ese oral profundo que me prometiste pagándote con un oral que también disfrutaste y del que pude probar tu néctar.
Siguiendo con el ritual pasamos a hacer el amor y sentir nuestros sexos juntos, sintiendo un placer y una calida humedad, disfrutándolo en diferentes posiciones y admirando la mejor parte de tu cuerpo cuando estabas en 4.
Para terminar nuestra pasión te volteaste y así continuamos hasta que yo sentí una calidez mas profunda que cubría mi miembro y obligándome a terminar sobre tu vientre.
Recuerdo tu rostro, tu sonrisa tierna, tus besos, tu olor fresco, tus labios, tu sexo.
De ti solamente tengo esto .... tu recuerdo desnudo en la cama con las sabanas sobre ti.

KAOS dijo...

Y va el primero...

Fue hasta mucho después de mi mayoría de edad que entre jalones y palabras decidí entrar por primera vez a un Table. Lo recuerdo bien, fue en Praga, la capital del mundo porno donde me inicié y donde traicioné mi promesa; después de Praga se dejó caer un mundo de cultura, en Bogotá Colombia el éxito esta en la Mansión, una casa de citas donde encontrarán lo mejor de lo mejor al mejor precio o en el Lancaster que a pesar del bajo mundo ofrece servicios inimaginables, si prefieren Brasil, entonces no hay que buscar tanto pueden ir al clásico Barbarella en Rio de Janeiro pero las mejores están en casi todos lados y en Sao Paulo terminan siempre en el “Love Story” un After donde se reúnen todas para matar la noche; en Rumania les recomiendo el Pussy Cat’s donde encontrarán sin duda alguna una gran compañía, aunque mejor vayan al bamboo que sin ser putero es lo mejor del mundo, en México ustedes conocen mejor que yo… aunque si algun día me animara preferiría llamarle a Fernanda Siempre.

Mi problema real y por el cual resistí tanto tiempo a vivir este tipo de experiencias es el trauma que tuve mucho antes de los 13 años cuando acompañando a mi madre, tuve la poca fortuna de descubrir a 3 prostitutas en plena delegación, acusando a mis tíos de haber abandonado el “putero” sin pagar la cuenta y fue ese mismo día al ver a mi madre hundida en la vergüenza que me auto-prometí evitar a toda costa no entrar a ese tipo de lugares donde se paga por ver, se paga por tocar y ojala no rompas nada.

Hoy en día a pesar haber visitado varios lugares puedo decir que no he rentado nunca ni el amor, ni una caricia de una sexo-servidora y también puedo decir que en mi experiencia, no hay mejor amor que el que es compartido con la misma persona con la que compartes la vida.

Rogelio101@starmedia.com dijo...

Mi búsqueda del punto G.

Ni hablar, existen chicos con suerte para seducir mujeres, lo cual toma su tiempo y existimos chicos como Yo que mediante un pago conseguimos a la mujer deseada. Sin embargo existen cosas que son demasiado intimas y que uno quisiera hacerlo solo con personas especiales, esto sobretodo lo aprendí cuando después de leer acerca del punto G me lance a una casa de citas por la del Valle, ahí conocía a Sara y sin preámbulos le pedí que me dejara explorarla, claro mediante una pequeña aportación monetaria extra al costo de la casa. La exploré, ustedes saben que 5 cm y hacia arriba, que buscar el hueso que esto y que el otro, la cuestión es que nada pasó, segunda visita y va de nuevo y nada, tercera y ella ni gemía, pero a la cuarta mientras Yo me asomaba cerca de su deliciosa cosita, al sacar el dedo ella gimió y se revolcó y sacó un chorro de líquido blanquesino que fue a parar directo sobre mi cara. Ups que sensación tan desagradable para mi, todavía siento ese chorro y me dan.....ñañaras....wacala de perro. Bueno mi curiosidad quedo satisfecha pero solo lo pienso repetir con alguién especial por si acaso sale ese chorro. Mientras tanto seguiré con pequeñas cuotas satisfaciendo mis fantasías que por cierto ya no incluyen ningún líquido corporal.

pepe_ulises@yahoo.com dijo...

¡Hola! No soy tan buen escritor como ustedes ni me han pasado cosas tan extraordinarias, pero les comparto mi historia:

Una hermosa amistad

Durante el año de mi servicio social en baja california sur, se me hizo muy fácil y práctico pedir “aventones” para trasladarme a través de las distintas ciudades.

Lo más seguro era hacerles la parada a las “pick-up”: ¡Corre rápido y súbete a la parte de atrás!

En cierta ocasión le hice la parada a una chevrolet silverado del año, y cuando estaba a punto de subirme a la parte trasera de la camioneta -como siempre- escuché que me invitaban a subirme adelante. Accedí.

De esa manera conocí a Kara, hermosísima zacatecana que se encontraba trabajando en Los Cabos. La noche anterior se había ido de reven, así que necesitaba platicar con alguien para no quedarse dormida.

Empezamos una plática bastante divertida, y ya en confianza le pregunté de broma en qué lugar de Los Cabos podría ver su show de table dance.

De esa manera me confesó que estaba en el ambiente del sexoservicio. Me dijo que con 2 meses de trabajo ahorró lo suficiente para ir a ver los partidos de México en el mundial de Alemania, además de comprarse su camioneta pagando de contado. Al ver nuevamente su rostro y cuerpo perfectos, le creí absolutamente.

La invité a salir el día siguiente: Fuimos a cenar sushi, a bailar y a bajarnos la borrachera en un restaurancín milagrosamente abierto a esas horas de la madrugada. Fue en ese momento que platicamos de cosas bastante personales: decepciones amorosas, golpes de la vida…

Así que cuando una hora después, en su departamento, le hice una flor de origami y busqué catafixiarla por un sincero beso, me dijo que desafortunadamente ya no podría tener ningún tipo de romance o caricia conmigo, porque ya consideraba demasiado hermosa nuestra amistad.

¡Diablos!

Y ningún argumento en los meses posteriores pudo hacerla cambiar de parecer, ni siquiera cuando en cierta ocasión en la playa, una mantarrayita me picó en el pie y uno de sus besos pudo haberme hecho olvidar ese inmenso dolor.

DVDhard dijo...

Aqui esta mi historia, espero que les guste por cierto con la revision que le hise son exatamente los 1600 caracteres de limite jejeje, por que la primera vez me pase asi que tube que hacer unos cuantos arreglos, bueno aqui esta.

Ella es así, Miranda una de tantas chicas que se dedican a vender lo único que encuentran productivo y fácil, pero arriesgado pero no tiene otra forma de ganarse la vida. Que la motiva a desempeñar esta profesión que es muy antigua y en constante actualización, un hombre que sin pensar la enamoro la llevo a vivir con ella y después de estar embarazada el tipo se fue con una amiga de ella.

La vida es difícil y mas con una persona que no tiene apoyo de ninguna parte así que la salida mas fácil es vender lo que consideraba que solo era para uno su cuerpo, por que esa creatura que tiene hambre y no sabe que es difícil llevar comida a casa en un mundo de trabajos difíciles y mal pagados, así que en ocasiones en el día ella sale a visitar algún cliente, que después de su vida cotidiana decide que es mejor un rato con una mujer que va fingir que es su compañera complaciente por un rato y sin reclamos que se va a entregar en cuerpo y alma aunque no exista eso que muchos llaman amor, después de un rato y un cliente cansado ella abandona el lugar del pecado con la ganancia de los servicios y llega a casa ya con la comida y un regalo para aquel que la motiva a luchar por la vida, y talvez una profesión que no escogió por gusto sino por necesidad, no por ello lo tiene que hacer mal la vida le ha enseñado que las cosas que se hacen deber hacerse con amor para que sea de la mejor calidad, y si ella esta enamorada pero no de una persona sino de una imagen que trata de ver en todos sus clientes que es la del hombre que alguna vez pensó que era el que haría un hogar y una familia como lo cuentan en los libros, cuentos, películas o algunas personas, pero la vida no es fácil y mas cuando uno esta solo.

Así es ella la chica que todas la llaman prostituta, pero ella saben en el fondo que ella es mas de lo que dice la gente, una persona especial que no se atreven a darle una oportunidad por el simple echo de ser una prostituta una mas de tantas que hay pero con diferente historia.

Player 12 dijo...

bueno, por alla encontre esto (Foro) de gualter, y para que participe lo pongo aqui

fer espero pueda ser tomado en cuenta para el concurso es que ya intente publicar en el blog pero no se puede....no se si es la pagina o mi compu...gracias de ante mano

UN DIA NORMAL EN SULLIVAN....

TODO EMPEZO UN 15 DE SEPTIEMBRE COMO ESO DE LAS 14 HRS. TERMINA UN JUEGO DE BALOCESTO EN EL DEPORTIVO 5 DE MAYO EN TLATELOLCO, DESPUES DE UN GRAN JUEGO CONTRA UN REPRESENTANTIVO DE LA UVM, INTEGRANTES DEL EQUIPO DEL JAZZ SALIERON A FESTEJAR EL TRIUNFO ASI QUE SE DIRIGIERON HACIA UN BAR EN AVENIDA INSURGENTES, YA CON UNAS BUENAS CHELAS ENCIMA POR CIERTO PACIFICO, EN FIN EN LA CHARLA AMENA Y BORRACHA SALIO AL TEMA LAS BUENAS CHICAS DE SULLIVAN Y YA ENTRANDO EN TEMA LLEGAMOS A VARIAS CONCLUSIONES UNA DE ELLAS QUE A PARTE DE QUE HAY UNAS BIEN BUENOTAS LA VERDAD HASTA CIERTO PUNTO ES CONFIABLE TENER ALGUN ENCUENTRO PASIONAL CON LAS CHIQUITAS DE LA BIEN ACLAMADA CALLE SULLIVAN, Y DESPUES DE UN BUEN RATO DE DEBATE DESIDIMOS PASAR DEL EXAMEN TEORICO AL PRACTICO ASI QUE YA CERCA DE LA MEDIA NOCHE NOS LOGRAMOS DESPEGAR DE AQUELLA MESA LLENA DE CERVEZAS Y NOS DIRIGIMOS A NUESTRO ENCUENTRO CON EL DESTINO, LLEGANDO A ESA CALLE LLENA DE BELLEZA FEMENINA BUENO UNAS MAS BELLAS QUE OTRAS, NOS TOPAMOS CON UNA SEÑORITA: TRIGUEÑA, OJOS VERDES, UNAS TETAS DE ENSUEÑO, NALGAS FIRMES Y PARADITAS, CINTURA INCREIBLE Y UNA SONRISA DESLUMBRANTE ASI QUE PROSEDIMOS A ORILLARNOS DIRIGIERAN LOS POLIS A LA "ORILLA", Y PREGUNTARLE EN CUANTO ESTABAN SUS SERVICIOS Y QUE INCLUIA, BREVEMENTE NOS CONTESTO $250, HASTA QUE TERMINES...ESA RESPUESTA GENERO UN OHHHHHHH, POR PARTE NUESTRA YA QUE HABIAMOS PREGUNTADO EN UNA OFICINAS ATRAS Y POR LO GENERAL TE DAN UN MAXIMO DE 30 MIN, ASI QUE ANTE TAL OFERTA NO TUVIMOS MAS REMEDIO QUE CERRAR EL TRATO Y TRANSLADARNOS AL LUGAR DE LOS HECHOS, DESPUES DE QUE LA SUERTE ME SONRIO EN LOS VOLADOS PARA VER QUIEN ENTRABA A HACER LA PRUEBA DE CAMPO, ENTRE A UN CUARTO DE UN HOTELITO CERCA CEL LUGAR DONDE SE ENCONTRABA LA CHICA POR CIERTO DE NOMBRE MARIANA, LA VERDAD ESTABA MEDIO FEO PERO BUENO NO IBA A VER LOS ACABADOS DEL LUGAR...YA ESTANDO DENTRO DEL CUARTO CON UNAS ANCIAS DE PODER ACARICIAR ESE HERMOSO CUERPO Y MEZCLARNOS UN BUEN RATO SIN LIMITE DE TIEMPO COMO FUE LO PACTADO EMPEZARON LAS SORPRESAS, EN EL MOMENTO QUE COMENZO A DESNUDARSE O SORPRESA; CALLO EL SOSTEN Y CON ELLO AQUELLAS HERMOSAS TETAS QUE TANTO ME HABIAN GUSTADO, PERO BUENO DIJE EL TIEMPO NO PASA EN VANO..PERO AL QUITARSE LOS PANTALONES AHI SI FUE EL COLMO O EL PANTALON TRAIA REÑENO O ALGUIEN ME ROBO LAS NALGAS DE ESTA CHICA QUE SE LE VEIAN TAN BUENAS EN LA CALLE, EN ESE MOMENTO REALMENTE ME SENTI MUY DESEPCIONADO PEOR BUENO YA HABIA PAGADO LO PACTADO Y PUES BUENO AQUIEN LE GUSTA TIRAR EL DINERO VERDAD, LO UNICO QUE ESPERARA ES QUE NO ME FUERA A SALIR CON QUE SU VERDADERO NOMBRE ERA JUAN, COMENZAMOS A ENTRAR EN MATERIA Y BUENO LA VERDAD NO ME PUEDO QUEJAR EN CUESTIONES ORALES UNA VERDADERA MAESTRA, Y AUNQUE AL FINAL ESTUVO BIEN EL MOVIMIENTO DE CADERAS, UN BUEN RATO SI PENSE EN DEMANDAR EN LA PROCURADURIA DEL CONSUMIDOR POR PUBLICIDAD ENGAÑOSA.......ATTE. GUALTER email: gualter_io@hotmail.com

El Informapitecus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Informapitecus dijo...

Parece que fue ayer

…si se pudiera detener el tiempo y
nunca envejecer, sería fácil,
pero no es fácil ya lo ves…
Luís Fonsi


Cual mercancía te tasas, te etiquetas, te pones precios altos, lo vales –piensas. Te ofreces en la esquina, siempre al mejor postor. Ellos piden rebajas. Y tú te indignas, vales lo que pides, -vuelves a pensarlo.

La noche sigue yéndose. Un cliente mas, se acerca y lo mismo que el que se fue; le pareces cara. Valgo lo que pido, valgo lo que pido, -te repites otra vez.

Un chiquillo, veinte, veintidós años cuando mucho, -calculas. La misma cantaleta. Quiere una mejor oferta, por lo menos la mitad de lo que tú pides. No, no puedes ceder, vales el triple, -lo piensas.

Él baja de un auto deportivo. Tiene buena pinta. Seguramente es un conocedor, se ve que le gusta lo mejor. Ahora no habrá pretextos, el precio no será inconveniente, -nuevamente te equivocas.

Una jovencita buscando pareja en esta noche fría. Cuando la miras te recuerda a tu hija, pero no, no es ella. Pide lo mismo: un mejor precio, “es que mis ingresos son bajísimos”, dice. Casi, casi cedes, ante el peso del argumento. Pero no, no, vales mas, mucho mas.

La noche pasa y todavía no te das cuenta que tus mejores años también.

Player 12 dijo...

y el mio?

bueno, ya se que voy a escoger; pero aqui esta una pequeña historia

eran los tiempos donde el equipo al que tengo gran afecto, sin llegar al fanatismo, ese donde su insignia muestra el cruce de caminos, el Perpendicularismo de la vida, donde en semejanza a lo mejor de la vida el puede estar en forma horizontal y ella se siente mejor en forma vertical y ella lleva el ritmo y el control dentro de la fusion de ambos; y de ese color que donde uno dice que lleva el color dentro de sus venas, que uno ve hacia arriba y muchos deseamos llegar, tocar y quisiera ser un ave para disfrutar de el.

bueno, pues si, ese equipo estaba jugando los octavos y llego hasta la final del torneo de la libertadores; resulta que despues de ver un partido contra el rival en turno en un bar, se presento la oportunidad de escaparme a una casa de chicas; ahi me encontre a una chica que se veia timida, algo distraida, melancolica, y solicite estar con ella, pasamos al cuarto y al estar con ella, empezamos a platicar, se le fue quitando la pena y empezamos a mas confianza, ella era de Veracruz, era muy guapa, y de cuerpo, cuando la vi me dejo de a 6; en fin, que la siguiente semana, volvi a asistir y de nuevo la encontre ensimismada, pasamos de nuevo y su actitud nuevamente cambio para conmigo; tercera semana y lo mismo; ella me comentaba que estaba ahi por necesidad, y que muchas de las veces le tocaba clientes tomados, sudados, hoscos, que no les importaban las chicas como personas, con ideas raras y a veces violentos (mas que nada tambien por la hora en que trabajaba) en fin, que se sentia muy a gusto cuando llegaba y que ahora añoraba el compartir sus actividades que hacia durante el dia, el compartir un rato de platica sana y de que alguien la apreciara y sobre todo el estar haciendo que disfrutara un momento intimo que aunque era sexo, hacia que ella tambien se sintiera a gusto y que lo gozaba; total que en esa epoca yo deseaba estar disfrutando una y otra vez de su compañia y ella la mia; su forma de tratarme era exelsa, nos compaginamos bastante bien, nos gustabamos y nos complementabamos mejor. lamentablemente llego la final de la libertadores y mis escapadas ya no pudieron ser, tenia su telefono y nos hablabamos, pero ya no podia escaparme tan facilmente, nos vimos una o dos veces despues; ella se regreso a Veracruz y despues cambio su numero, perdi contacto con ella.

Igual que mi equipo, llegue a la final pero no me quede con ella.

Horus dijo...

M A G D A L E N A

Me había pasado tanto tiempo con ganas. Verdaderas ganas. De esas que hasta ni quería tocarme pues es bien sabido que tocarse uno satisface, pero lo que se dice ‘satisfecho’ no queda uno. Toda una semana. Hasta para orinar evitaba tocarme, sobre todo por las mañanas en que amanecía con los calores de mis sueños y la dureza de mi miembro.

En algún lugar había leído que los servicios de estas mujeres no son indispensables, como dando a entender que no pasa nada si no puede uno pagarse el servicio. Obvio que yo estaba en desacuerdo y más después de haber ido a esas calles donde trabajan y ver lo que ofrecían. ¡Había tantas! De piernas largas y blancas o cortas y morenas o todo lo contrario. Delgadas o bien entradas en carnes, maduras, jóvenes y otras hasta quizás demasiado jóvenes.

A ella la encontré casi al final de la cuarta calle que recorrí esa mañana. Apenas un poco más bajita que yo, hasta creí que estaba descalza, pero solo era que sus sandalias eran transparentes. Extraño que me fijase en ellos pero tenía unos pies hermosos, limpios y sin pintura en las uñas. El cabello ligeramente ondulado y del color del cedro le caía hasta los hombros. Decidí que su nombre debía ser Magdalena. No sé por qué. Solo se me ocurrió.

Era mitad de quincena y en ese instante decidí dejar de comer en la fonda de la esquina para poder ahorrar lo más posible y juntarlo con mi siguiente pago. Como aprendiz de carpintero no se gana mucho. Cuando finalmente tuve el dinero, sólo gasté en cortarme el cabello y darme un largo baño en el temazcal.

Corrí y no la vi. Primero pensé que me había pasado de calle. Regresé mis pasos buscando con más calma. No, no estaba. ¿Sería ya muy tarde? ¿Ese día no habría ido? Las otras mujeres se me quedaban viendo, algunas con indiferencia, otras retadoras y una hasta se me ofreció. No me interesaba ninguna. Después de casi una hora de caminar despacio de aquí para allá decidí irme; quizás al siguiente día, no importaba que fuese domingo, volvería a buscarla después de misa.

Casi la tiro al tropezarme con ella. Venía saliendo de una estrecha puerta que no había visto. Su reacción fue poner las manos delante de sus pechos como para protegerse, pero con las palmas hacia el mío. Se me quedó viendo sin decir nada. Su mirada parecía traspasarme como si fuera un clavo encendido enterrado en mantequilla. Me tomó de la mano, cerró la puerta por la que había salido y subimos unas escaleras hasta una habitación donde solo había unas colchonetas, una silla y una maleta sobre el piso.

No se como, pero cuando reaccioné ambos estábamos ya desnudos. Hizo que pusiera mis manos sobre sus pezones, firmes y tiernos; me miro y para lo único que se abrieron sus labios fue para preguntar “¿Quieres?” Ahí estaba yo, finalmente, desnudo frente a una mujer desnuda con sus senos en mis manos y de repente ya no tenía ganas, o si las tenía no las sentía en ese momento. Sólo me le quedé viendo a los ojos y comencé a llorar.

Unicornio dijo...

HOLA:
¡Diantres! Ahora, que quizás me toque ir camino a Tabasco, recordé un suceso que ocurrió hace tiempo. Lo adapté para que cumpliera con (¿por qué me hacéis esto, oh Anfitriona?) ¡sólo 1600 caracteres, sin contar espacios! ¡Nómbre, con eso casi no alcanza! En fin, espero que no pierda su esencia y que el núcleo de la Historia no se pierda... bueno, de eso se trata, ¿no? Hay que ser hábil para contar historias.

Un saludo a to2.

Con afecto,

el recortado Uncornio...

P.D. MUY IMPORTANTE: ¡¡¿¿Y LA HISTORIA...??!! Caraxo, casi se me olvida!!! Con estas carreras de última hora... En fin, ahí les va:

ELLA subió.

A EL no le gustaban las rubias, pero en esa noche de lluvia y soledad, no se fijó en su dorado y húmedo cabello, ni en los zafiros fulgurantes que parecían sus ojos. Vió unos gráciles y descalzos pies, unas torneadas piernas, las zapatillas color granate con “stiletto” deformado en sus manos y un andar cadencioso pero lento, doloroso quizá.

No hubo palabras, sólo un tácito entendimiento. ELLA estaba a su lado ahora.

ELLA estiró su mano. Tímidamente, como acariciando el aire. Luego, con decisión, sobre la mano de él. Y ambas, sobre la rígida palanca que se hallaba lista para emplearse, dispuesta para el comienzo: súbito, impetuoso.

ELLA arqueó su espalda al primer movimiento, acomodándose al molde de piel. Sistemáticamente, cada curva recorrida aumentaba la excitación de seguir un nuevo tramo de ese desconocido camino, que los guiaba a una emoción cada vez más compartida y más irreconocible: una vereda extraña, que en cada rincón llevaba la promesa de una emoción única o una sensación ya familiar, pero no por ello, menos turbadora.

Sentía cómo la humedad recorría sus sentidos: la sensación de sudor frío, el sabor de sus labios y el sonido del movimiento de esa palanca encarnada, púrpura.

Y ya no pudo más: en el instante en que nuevamente recorrían las curvas que podían llevarlos, ya al éxtasis, ya a las profundidades de su prohibido recorrido, escuchó algo, como un jadeo que al fin se liberase desde alguna parte de su alma. No pudo reconocer su propio grito. ¿O sería el de él? ¿O sería el de los dos, como un coro repentino anunciando el orgasmo inagotable, la “petite mort”?

ELLOS examinaban ahora, los cuerpos entrelazados y los rostros, extrañamente serenos, después del explosivo final. ¿Por qué habrían tomado por ese camino prohibido, cerrado? ¿Que pensarían antes del vuelo imprevisto del vehículo rojo hacia la oscuridad, hacia el vacío... hacia el Placer Último de la Nada?

Yarko dijo...

Te escogí a ti...

Escogí arrancarme contigo 4 años y medio de virtud inmerecida, de consejas religiosas y románticas interpretaciones del amor de amar, de castidad autoimpuesta e impura. Te escogí por encima de mi y de mis sentimientos baladíes...

Preferí la perversidad de tus rubios rizos sobre mis dramas y trofeos, aceptando que tu anunciado descaro (deliciosamente presuntuoso) se convierta en melodía y susurro y canto de la sustancia espiritual de mis temores, en el precipicio que son mis dudas, en mi eterna soledad...

Escogí pagar la cuota que -con simpatía y ternura- llamas “mi arancel”: sólo es cuestión de elegir y no de involucrar... 3 por una, 5 por dos... la noche completa “si y sólo si”, y luego el elogio a tu personalísima moral... aunque para mi resultará imprescindible enamorarme y halagarte y consentirte y olvidarte en una sola cita.

Te escogí en medio de una oferta explosiva y heterogénea: de entre callejeras, cibernéticas y teiboleras, cierto; pero también de entre injusticias sociales, promesas etéreas, aún de entre el juicio y la inconciencia... de entre muchos etcéteras, te escogí a ti, sin miedo.

Escogí perderme en ti y ganar con ese hecho... seré un explorador curioso en tu epidermis, un comensal estricto en tus sabores, un bebé hambriento, un juglar de tu lecho, un aspirante a tu maestría... y aunque para ti seré negociación irrecordable, debes saber -desde hoy- que para mi serás victoria sobre mi pasado, dulce recuerdo, decisión inmaculada.

Habré de pagarte transigencia en mis limitaciones, indulgencia en lo escaso de mis destrezas, también mi exasperante simpleza para encender sábanas frías... lo que no sabré pagarte es si me sonríes, si me miras a los ojos, si tomas mis manos con algo de ternura... no hay problema, prometo olvidarte en tres meses.

Bella, hermosa, prostituta; te escogí a ti... sólo espero que aceptes, crepúsculo mediante, escoger conmigo.

Cristoph dijo...

Los hoteles de paso son como flores. Todos son diferentes, perfumados según los gustos del gachupín que lo regentea; sus colores van desde los azules chillantes a los tenues pasteles. Trabajar como afanadora de hotel es muy duro, se debe tener carácter, y principalmente estómago.

Trabajé en hoteles donde se les daba una tendidita a las sábanas y se abrían las cortinas para orear los humos de las agitaciones de los convivientes. Las botellas de agua se tenían que limpiar cuidadosamente y rellenar con agua directamente de la llave. Al principio me resistí, pero vale más tener la barriga llena. En otros hoteles son obsesivos con la pulcritud, cuando entré la coordinadora entraba al cuarto con una lupa y se fijaba detalladamente en el piso y en todas las esquinas buscando vellos púbicos. Me convertí en experta en buscarlos y analizarlos, uno cree que todos son negros con forma de tirabuzón, pero hay de todos los tonos de gris hasta el blanco y los muy extraños rojos y amarillos.

Paso por la 18, me llama el inquilino. Me asomo para ver que le falta y me cierra la puerta. Quiere privacidad. Se me queda mirando igual de serio que cuando llegó y me pregunta ¿Cuanto?. ¿Cuánto que? ¿Yo? Pero si yo estoy de afanadora no porque me guste la friega. Soy gordita, pechugona, y bueno, no me rasuro las piernas porque se me escozen horrible. ¿Yo? ¿Por que no? me responde...se pone de rodillas frente a mí y me recorre los vellitos de las piernas con sus nudilllos. Se me quiere salir el corazón entre el susto y la emoción. Mi cabeza está desconectada del cuerpo. Lo alejo con las manos, pero mi cuerpo se le encima. Me baja los calzones debajo del uniforme gris y me sigue recorriendo. Me tiene de espaldas sobre la cama y comienza su vaivén.

Ochocientos pesos. Es una semana de trabajo pagada en 30 minutos. Desde entonces dejé de trabajar en ese hotel y me dedico a la calle. Se que hay para todos los gustos, sólo me arrepiento de una cosa: De no haberme dado cuenta antes.

t.v.? o ser dijo...

Bueno a ver que les parece esto se llama PSP (Pérez Segura perfecto)

PSP one
-;Mamá…! ¡mamá…!- lloraba la niña después de ver cómo atropellaban a su… -¡por tu culpa papá! –llorando reclamaba impotente al cuerpo tirado. Tiempo después llegó la ambulancia y preguntó, “¿cómo te llamas hija?” otro interrumpió diciendo “primero tus apellidos” y la niña contestó entre sollozos “Pérez Segura Inocencia”
-y tu mami
-Segura Raso Dolores
-conoces al…
-Si. Pérez Soriano Perfecto.
PSP 2
Aquel día Perfecto había salido a trabajar y un amigo le dijo que había conocido a unas amigas súper lindas y económicas. Perfecto era un tipo muy responsable pero en cuanto veía mujeres bonitas se alocaba, sin importar que en casa tuviera a su esposa, una hija de 6 años y un hijo de casi 1 mes.
-cuándo me vas a pres…
-cuando tu quieras, si quieres hoy a las 2 pm .
PSP 3
Llegaron las 2pm y Perfecto quedó maravillado por la belleza de aquella chica y en menos de lo que planearon ya estaban en un hotel. Ya en la puerta del cuarto la chica dijo “primero págame”, Perfecto accedió pues ya quería probar la miel de aquel panalcito. Juntos se prometían eclipsar y juntos se derretían para fraguar el magma de la pasión hasta enfriarse pero…-¡Perfecto!
PSP4
Dolores recibió una llamada anónima apuntó una dirección y se preguntaba si era verdad, ella se debatía entre ir o no ir mientras tanto su marido gozaba del servicio de aquella chica
PSP5
No lo dudó más y salió.
-mami voy contigo!
-¡no!.
Pero la niña se subió al carro.
Llegaron al lugar.
-quédate aquí y no salgas
-sí mami
Dolores cruzo la calle para después encontrar las ropas tiradas en aquel cuarto de hotel
“Perfecto” gritó y la pareja se detuvo. Perfecto estaba fulminado:
-nunca creí que me harías esto y yo que todavía te hice un hijo en mi vientre y así es cómo me lo pagas…¡nunca volverás a ver a mis hijos!
Dolores salió disparada y el cómo pudo salió a su alcance pero al atravesar la calle un camión los arrolló.
La chica salió del hotel vio los cuerpos y dijo ¡tontos!

Midnight caller dijo...

En tus ojos busco el olvido.


Te veo sentada todos los días en la misma mesa, a la misma hora de siempre, con ese cuerpo divino y tus ojos hermosos pero que expresan una tristeza infinita, entonces llega el momento en que me acerco y como ya es costumbre te llevo tu bebida favorita que servirá para saciar esa sed feroz que traes por la ardua jornada de una noche antes, me dices con una voz un poco ronca todavía lo que deseas para comer este día y yo con gusto te atiendo sin la necesidad de hacerlo pero tu ni te lo imaginas, lo único que pretendo es que algún día puedas tener la confianza de ser mi amiga y confesarme como es tu vida, que sentimientos ocultas tras esa cara angelical y que yo que se que en el fondo existe algo que no te permite ser feliz por completo y que no cuentas con alguien acá para confesárselo; me imagino que ha sido dura tu vida en este ambiente en el cual tienes que estar de una cama a otra y que no hay nadie para decirle si estas bien o mal; pero entonces después de comer y al servirte tu café, procedo a encender tu cigarrillo y no hay nada mas que me alegre el día que fijes tu mirada en mi al decirme “gracias Juan” basta solo con eso para que me día haya sido pleno y al final solo te levantes y me digas hasta mañana. No se con cuanto tiempo mas contare con tu presencia acá en mi restaurante, pero de algo puedo estar seguro y es que me interesa saber mas de ti, conocer exactamente como es tu vida , ya que la mayoría de tus clientes solo les interesa satisfacer sus deseos sexuales y no creo que exista alguno al cual le interesa realmente saber que hay en ti como ser humano , tal vez me taches de loco, pero así como hay mujeres en este ambiente que son unas desgraciadas, habemos hombre que no solo pensamos en nosotros, si no en conocer realmente al ser humano que existe y se desempeña en ese mundo oscuro de las sexo servidoras. Mientras tanto acá estaré esperando a que llegue mañana para tener lista tu bebida favorita y ver tu preciosa sonrisa niña.

EL MARIDO DE FERNANDA dijo...

EL AROMA DE TUS OJOS

Viridiana era cabrona, más que cabrona era realmente una dama. Dama con sus bemoles estoy de acuerdo pero al final de cuentas, y de las madrugadas cachondas, era una dama.

Mi primera vez con ella -me acuerdo tanto-, me dijo, págame primero!! Le pagué doscientos denarios del alma. Luego me dijo, dejándome entrever una lencería de no mames que chingona te ves mamacita, y me retó: a que no me la metes por detrás y con los ojos cerrados, y yo le dije, que claro que como no, hasta me froté las manos pues tal caramelito no era para menos con esas nalgotas que se manda mi reina, y pum!!! Que me tapa los ojos… Pero luego, luego fue un pedo para encontrarla.

Obviamente se largó, dejándome ahí abandonado en un hotel de paso, con los ojos calientes, y yo con esa prisa por darle a conocer mis embates más rigurosos, por decirle un te amo de esos que se escapan con la calentura mientras le mordía la espalda, la agarraba de los hombros como a una máquina folladora de cuatro patas, y le gritaba a los cuatro vientos: eres una cabrona mi vida, eres realmente una dama, dama pero cabrona.

Otro día me habló al oído, me lo suspiró tan claramente, que no más de llorar me acuerdo, me dijo te amo, y tu también eres más cabrón que bonito, el problema es que en una cama, si caben más de dos cabrones y se llevó otro a compartir el lecho. Yo siempre le dije que no era celoso y ahora tengo con ella, la dulce experiencia que me enseñara los secretos del menáge a trío (y con los ojos vendados, que sensación tan rica, carajo). Es que realmente a mí, a mí, lo mío, lo mío, son los tríos. Me gustan los tríos, los que sean, los de las cartas, los panchos, los tres diamantes, y nosotros tres, rebien que nos acompasamos. Eso es lo chido, que le dije a mi socio, una de dos o me llevo esa mujer, o entre los tres nos orgianizamos.

Ahora la extraño, la extraño tanto que luego me da por taparme los ojos yo solito, que manera tan hermosa de recordarte nena, en serio.

EL MARIDO DE FERNANDA dijo...

ESCONDITE

La última vez que me la hizo fue de antología, solo a ella se le ocurren tales detalles, seguro pa’ que me enamorara más de ella.

– Juguemos a la botella – me encandiló.

Y zas, que le digo que zas, y empieza esa belleza de desnudarnos poco a poquito. Una tú y una yo me dijo…

Y nos aburrimos!! Y que me dice, ahora que vienen las braguitas rojigualdas y mi brassiere contra tus calzoncillos, porque no nos vendamos ambos. A mí eso si me dio confianza. Ya no me la haría dos veces, el hombre es el único animal que se tropieza dos veces y con la misma piedra, pero no, a mí no me la hace esta cabrona pensé yo.

Total que yo siempre antes de quitarle una prenda de esas que olían a ella, a dulzor de ella, a vulva de ella, le palpaba la venda con olor a ella y sí; en este caso, la tenía. Así que me dijo, si sigues desconfiando de mí, te amarro a la cama y vendado, luego te suelto con mi lengua mientras te la mamo y después vendado, me persigues y jugamos a las escondidas. Y yo que le digo que sí, que cámara y que después de felarme como sólo ella sabía hacerlo que nos ponemos a jugar a las escondidas y que me libera de las amarras y Viri, Viri, Viri mi vida donde andas, y después de cómo tres minutos de no escuchar ruido, que me arranco la venda y nada, nada de nada, lo que se llama nada, la muy sin pena se había llevado toda, tooooda mi ropa! Ahí me dejó en mitad de la calle y desnudo.

Yo, pues no sabía como escapar de aquel embrollo. A quién llamaba, como le explicaba a la gente que había sido todo un juego con mi reina.

De pronto, que veo un montón de árabes como en procesión, todos en filita india, con su mantita blanca, uno tras el otro y que agarró las sabanas del tálamo donde antes me había crucificado de placer y que salgo y me uno a tal manifestación tan peculiar. Y ya iba todo tranquilo, cuando uno de ellos, cubierto en esos folgos que usan, me dice en un perfecto español:

- Usted también se ve que andaba jugando a las escondidas con Viridiana, verdad? -

Anónimo dijo...

ENCUERATRIZ, DEJAME REIR CONTIGO OTRA VEZ.

Vamos al hotel Bonn, le dije.

- De ningún modo atiendo allí - me contestó irrefutable y con una cara de enojada, que creí que me iba a matar con la mirada.

Así que nos fuimos a ver Spiderman 3.

Ella como es tan linda, y eso sí, ama a Peter Parker como su misma piel, que me dice que sí que claro y en la primera de besos que me empieza a calentar. Me frotó y me frotó hasta que de la lámpara de Aladino le salió el genio.

- Tenía que lavarme las manos de algún modo - me dijo.
- Que ninnia tan linda, le dije yo.

Y empezamos a comer palomitas. Luego, cansados de ver que Mary Ann, nada de nada, pero lo que se llama nada de nada con el malo de la película, agarramos las palomitas dizque a tirarlas al aire y a pegarle al pelón de adelante, a la señora emperifollada y a los dos fresas que se andaban besando. Gueyes pa’ fajar eso sí, lo que sea de cada quien, porque no se acomodaban bien. Shhhh, dijeron ellos y nosotros nos reímos porque qué aburrición que gente tan tonta, enojarse porque uno juega con ellos a tirarle palomitas, esas son babosadas. La gente hoy por hoy, es intolerante, eso es lo que yo digo que yo digo.

Salimos a caminar. Le conté que no hacía nada, nada de nada lo que se llama nada; que cosa tan seria, me dijo ella y yo le dije, sí, sí amada mía que cosa tan seria. Si yo al menos escribiera, me dijo ella, al menos te pondría a prologar mí primer libro de quién sabe qué cosas se me ocurrirían y yo le pregunté, que es un prólogo amada mía y ella me volvió a mirar con esos ojos que les conté y exclamó: que cosa tan seria querido mío.

– Tengo suennio – susurró.
– Tengo frío –

Aquí estamos en el hotel Bonn, realmente tampoco me gusta, pero yo la miro mientras duerme y me digo, que ninnia tan bonita, me cae, que ninnia tan bonita. Y no, no le hago nada, solo la contemplo, me le acerco, me duermo en su regazo, me acurruco en el cáliz de sus piernas, en el santo grial que me alimenta, porque: qué ninnia tan linda me cae!!!



Ya me inscribí como se comanda en la convocatoria en el link del foro. Soy VALENTE ROSAS, el ecliptólogo de El Universal.com.mx

Anónimo dijo...

Fue en un mítin de Andrej Manoel. Más de dos millones de personas, te acuerdas? Tú del lado de las sexoservidoras arengabas que no había más neta que el amarillito, yo del lado de los panteras bogaba por taxis sin mesura, como tus labios. Te convencí de pagarte a cuotas por aquello de las tarifas y por aquello de que me habían atracado la semana pasada. Así que me dijiste hoteles de paso no, tu taxi pirata sí. Ese era el problema en un bochito no cabes wera, pero te acomodaste me cae y lo hiciste como circense que eres, trapecista excelsa no hay duda.

Botones obedeciendo a ritmos de hormiguita por tu espalda doctorada en cremalleras, tus caricias no pidieron permiso, cerré los ojos, todo era verde como mi taxi, luego fue negro como tu conciencia, en rojo como tu block, como tus labios los de adentro. Sentí cada centímetro de tu cuerpo, susurraste a mi oído no sé qué cosas besándome el cuello. Piel en guardia, poros carne de gallina en tus labios, mi lengua indagando la suavidad húmeda de tus senos. Bordeé el mar de la alucinación camino de tu ombligo y supe que mis dientes pertenecían a tus pezones, al vello púbico que amagaba mi razón.

Re-creado and reloaded en tu ombligo aterrízo de bruces en tu pubis.
que i don’t love you any more, que clavada karateca ni que nada,
Bruce Lee no existe.
Sólo tus labios, ambos.
Hendidura Selvática se abre paso a horcajadas en el taxi,
tu calor me invade,
me ataranta lo que ebulle entre nosotros.

Suave roce avanza.
Artillería pesada penetra la cortina culmen,
cómplice de tus deseos
se cuela por la rendija la caricia estremecedora.
Te arqueas con violencia,
Cuidado con los vidrios amor mio.

Desborda2 Excita2 Iletra2
Tus labios ambos dos
Me abrasan
Suspiramos entrecorta2
Entrega2
En tan bella agonía.

Explotamos simultáneamente
El taxi también explota
La multitud en el zócalo
Explota de alegría en rayitos de esperanza.

Tu y yo
blancos
Iluminados
Satórimente amantes:
Flotamos.

Tú en mi tic tac
Yo en el tuyo.
Es el taxímetro que marca.
Tú me pagas,
Yo te pago.
Las carreras cuestan mija.

Veo una puerta
Se abre.
Te bajas del Taxi.
Estamos a paz.

Ven aquí, abrázame,
Ya tube,
Te vas…..

Anónimo dijo...

El anterior ejercicio es declarado fuera de concurso!!


Li´l JOAKueliano se fusiló esa madre, se pasó de letrejas y aparte pecó de falta de originalidad usando cadencias con lencería (leit shocklate, too late), transgredió las leyes haciendo proselitismo con pecuniaria proscripción correligionaria y pa acabarla de fregar: firmó como anónimo. Lástima, “la perdí por cow con el campeón…”

Anónimo dijo...

Me gusta esa que dice:


" Bordeé el mar de la alucinación camino de tu ombligo y supe que mis dientes pertenecían a tus pezones, al vello púbico que amagaba mi razón. "




Brillante, absXXXolutamente Joaquinitesca!!!

Anónimo dijo...

Hola, soy CHINITO BING. Tambièn ampliamente conocido en los medios bloggisticos como Browning, el amigo de Beretta Gonzalez.

Lo escrito, escrito está... y titulado tambien como:





PORQUE NO ME LA MAMAS, QUE CALLADITA TE VES MEJOR.

Se la pasaba peleando conmigo a todo momento.
No es que yo fuera el último redbull del antro, la última “monster” tras una resaca de 20 líneas de coca (que si las aguanto), 2 pestannias de anfetas y 6 paletitas de éxtasis azulverdoso; pero ella, ella si que se creía eso y más, parecía la última cocacola del desierto, la cabrona. Y así siempre la he visto, como la seven up que calma mis ansias, por eso es que yo digo que yo digo, la ninnia lo que sea de cada quien, si me quita la sed aunque mal pague, aunque me haga rabiar de a de veras.

Creo que hasta diabetes me dio, no sé si por el dulce zumo que hay debajo de sus braguitas o porque debajo de sus braguitas hay un dulce zumo, pero la cosa es que realmente si me hace subir el azúcar con tanto stress.

Cuando la contacté por primera vez le dije: oyes, soy ninnia. Y a tí, ¿te gustan las ninnias? Y que me dice que sí, que cámara y le dije entonces vamos a donde tu digas, a la hora que yo diga y hacemos lo que las dos digamos. Doscientos denarios dijo dioclecianamente didáctica, diabólicamente durazno. A mi me valió chiche, total, libar vulva si que me gusta y por eso, una eso lo paga con gusto.

– Mira: tú ponme un horario y ordéname algo y verás que mal te quedo – me dijo cuando nos estábamos poniendo de acuerdo. – Yo así no funciono –, puntualizó.

Entonces, yo fémina consecuente, le dije, no peleemos mi reina, no peleemos, haremos lo que tú digas, a la hora que las dos digamos y hacemos lo que yo diga. Tuve dos mujeres, pero quise más a la que más me quiso. Esa vez le dije: "¿Te vienes conmigo?" Y contestó que sí.

Nos vimos tres veces, la cuarta se vino a dormir. Apenas llegó se instaló para siempre en mi vida. Desde ese día los alegatos no paran, las discusiones tampoco, el placer y la búsqueda del mismo, menos.

Un día, estaba sin frenos: fatal!. Alegó y alegó mientras me besaba y fue cuando le dije:

- Porque no me la mamas, que calladita te ves mejor!!.

Anónimo dijo...

Oyes chinito Malk Bing, no manches, no escribas como yo, ME JODES!!! Eso se llama espermatozartear mala onda…

Ya vieron que con todo y título, ciertos ejercicios (sobretodo los de los últimos 10 minutos) llegan a 1600 caracteres exactos??

Eso se llama no tener mesura, como tus labios: Bálsamo con sabor a whisky y a flan…

Anónimo dijo...

Hola soy Fernando Monterroso de Dzibil’Ixhil-Ktun, Q.R. Ahora que ando en Ciudad de México, promoviendo una ley en la H. LXI legislatura sobre turismo en la Riviera Maya, me enteré de tu existencia y al darle clic, me encuentro con esta maravilla de Blog.

Ciertamente, soy parco y de pocas palabras. Así que escribí un cuento corto (ojo, creo que es menor a 1600 caracteres, sería cuestión de contarlos). titulado “TRANSACCIONES DEL CORAZÓN” y dice: ......

Anónimo dijo...

“TRANSACCIONES DEL CORAZÓN”

No había que amarla… había que pagarle!!

Candelario F. Monterroso y Bridurbur. Q.R.

Anónimo dijo...

“PREDESTINO, DESTINO Y POSTDESTINO.”


A los tres años se masturbó con un lápiz. Ya adulta señaló:
¡Soy escritora ante todo!



Candelario F. Monterroso y Bridurbur. Q.R.

Anónimo dijo...

CON ESTE COMENTARIO QUEDA CERRADO EL CONCURSO, YA SON LA SEIS PM, HORA DEL CENTRO, DE HOY VIERNES 9 DE NOVIEMBRE DE 2007.

BESOS A TODOS.

Fernanda dijo...

Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja

¡Qué poca madre y qué risa!
Gracias a quién me hizo la valona de cerrar el post, nomás que cómo dijo Pedrito Fernandez, "Yo no juí"

En fin, que bueno que alguien lo cerró anonimamente a las seis con besitos y todo, de cualquier forma, sí, ya está cerrado. En unos minutos pongo la encuesta.

JOSE dijo...

fernanda
yo soy de cd madero, tamaulipas, tengo poco leyendo tu Post, y me encantaria (no se si se pueda) comprar una recopilacion tuya de todos y cada unos de los articulos que has publicado, con fotos y todo asi como han salido en el periodico, he visto algunas y me han encantado todas las que he leido, ya que tienes una forma de escribir tan fluida, sincera y verdadera, que me encantaria tener una recopilacion tuya, no se como una recopilacion 2007, seria muy padre, que me hicieras ese favor si te fuese posible. pero eso si, con autografo y todo, ya que ese es el que mas vale, bueno para mi, espero tu respuesta, y si lo consientes, te enviaria mi correo y mis datos, para ponernos de acuerdo, y me pases costo y forma de envio. se despide tu admirador desde tamaulipas.