Nostalgias II

No estoy.
No pienso, no oigo, no veo, no sé.
Soy silencio que grita clamando auxilio, olvido.
- Cómo extraño esos labios- dice el sepulturero.
No hay alegría posible. No hay esperanza.
No existo. Me inventó Fernanda
una tarde que no tenía nada mejor que hacer.

1 porras y 2 mentadas:

César dijo...

Todo es invento de las circunstancias...

Es difícil darse cuenta en lo que cualquier persona puede llegar a convertirse, es decir, "equis" persona puede llegar a convertirse en un narco, una prostituta, un secuestrador, etcétera, por simple invento de las circunstancias q a uno lo rodean y más difícil es ver q no hay más opciones q las dichosas circunstancias, solo queda un camino y ese es uno mismo.