El sexo nuestro de cada día

Hacer el amor. ¿Es un arte o una ciencia? No lo sé.

Creo más bien que el amor está hecho desde hace un chingo. Lo que los seres humanos hacemos al copular, es ceder a nuestros instintos. Desde luego no digo que parezcamos conejos, mucho menos burritos primaverales. Lo único que sé es que se siente tan rico hacerlo que resulta inevitable aguantarse las ganitas.

Ayer, después del chat tuve una tarde de locos. Por problemas con mi celular perdí un servicio muy importante para mí. Casi lloro del puto coraje por haber perdido ese servicio. Ya mucho más tarde pude atender a otra persona con la que había acordado.

Fue agradable. El muchacho iba muy bien arregladito y me había comprado flores. Ese tipo de detalles realmente me conmueven. Siempre es halagador ver que aunque estén pagando y el resultado entre mis piernas tiene que ser el mismo, se toman la molestia de hacer preparativos. Recibirme recién bañados, oliendo rico, con musiquita, luces tenues, un detallito. Ambiente romántico. He de confesar que un buen trato de este tipo también a nosotras nos baja la guardia y nos hace recompensarlos más, hacer que se vayan más contentos de su servicio.

Nos besamos. Su boca olía y sabía fresco sus brazos eran firmes y entendía cómo y por donde moverse. Me desnudó con sutileza y le correspondí con la misma dosis. Nos acariciamos, nos perdimos, nos buscamos y nos encontramos. Entre besos y palabras confortables lo sentí entrar y hacerme sentir viva. En sus manos y enredada entre las sábanas escuche creciente su aliento. Lo hizo una y otra vez hasta sentirlo explotar y desvanecerse. Dio un golpe seco contra mi vientre y se fue desmoronando como si fuera un montón de piedras.

En pocas palabras, estuvo riquísimo.

Charlamos un rato. Es médico. Trabaja todo el condenado día y hacía mucho tiempo que tenía ganas de darse este gustito. Son dos mil quinientos pesos, pero para eso los ha trabajado.

Hacer el amor con él y lo que platicamos después me ayudó a tomar ciertas conclusiones de lo que hace el éxito de mi trabajo: Yo siempre he creído que el dinero está para darse gustos. Una lana dura poco, pero un recuerdo está contigo hasta que te vas. Creo que por eso la gente se anima a llamarme.

Hace tiempo un ruso pagó cien millones de dólares para que lo llevaran al espacio exterior. Yo también te saco de la órbita terrestre y te pongo a ver estrellitas de cerca por tristes 2 mil 500 y además en pesos mexicanos. Como dice Lagrimita: ¡Qué barato! ¡Qué barato!

En fin, a partir del día de mañana voy a salir por una temporadita de la ciudad. No sé si unos días o unas semanas. Si tienes ganas de hacer el amor… bueno… hacer lo que el médico conmigo. Llama ya, cómo dice la cubanita de los teleconcursos.

Estaré trabajando toda la mañana de este hermoso viernes.

Besitos
Fernanda, siempre
Llama 044 55 3721 3805

8 porras y 2 mentadas:

Pepe Le Poo dijo...

Con el tiempo he llegado a entender que "copular" es la forma más sublime que tiene nuestro cuerpo y alma para volar, pero creo que el amor no esta ligado completmente al acto sexual. Cada día me convenzo que el término "Hacer el amor" es erróneo. Para mi hacer el amor es ser detallista, ser compañero, ser leal, honesto con tu pareja, procurarla, acariciarla, cuidarla, protegerla y demostrarle que la vida es para envejecer juntos. El sexo es el ingrediente mágico en esa relación pero el sexo no es amor.

Bueno ya debraye mucho, en fin, se que nunca me contestas Fer, pero eso es lo de menos, con que me permitas poner mis comentarios es suficiente para mi.

Saludos

Fernanda dijo...

¡PePe querido!

No seas sentido, pues si nunca contesto el blog, no ves que ando a las mil carreras. Si te quiero mucho condenadote. Eres parte súper importante de este blog. Como Fly no se enojó, el olvido es parte de la vida.

Craneo Rojo dijo...

Hmmmm
Esto puede cambiar mis planes . . .

Anónimo dijo...

y se puede saber a donde iras fer hermosa.



att: ANARBOLITO(marsh)

Anónimo dijo...

Hacer el amor, o tener sexo, con la pareja amada es el acto más sublime que puede haber. Pero tener sexo por el puro y simple deseo carnal, eso no es amor. Y vivir para satisfacer ese acto carnal sólo envilece a quien lo practica.

Anónimo dijo...

Como deseo que mis palabras
fueran como la mejor canción de amor
que tus oídos hayan escuchado y se
hiciera tu favorita, pues esta seria
la historia de tu vida.

Que fueran como el eco de los recuerdos
de tus mejores momentos, y que trajeran a tu memoria,
besos, rostros y te quieros que han mencionado en tu vida,
que tu alma guarda como tesoros y riquezas.

Que el sonido de ellas, fueran como pañuelos
que enjugaran tus lágrimas y que después
un espeso velo del olvido cayera sobre la
causa de ellas.

Como amaría que mis palabras fueran
como promesas cumplidas, para que
gozaras de la sensación que da con su
presencia el Creador.

Y fueras feliz eternamente

Fer muchas gracias por publicar tus encuentros con ellos has hecho felices a muchos y dichosas a otras. ojala pudieras decirme donde puedo obtener las fotos que publicas en el metro la verdad tienes un cuerpo precioso y te tengo en mi pantalla asi puedo verte todos los dias eres como mi musa inspiradora.

tu mas ferviente admirador

Y como tu dices eres un lujo pero lo vales ojala algun dia pueda juntar para aunque sea mirarte de cerecas

Anónimo dijo...

hacer el amor por amor es lo maximo, sin demeritar que el sexo por placer, es tambien riquisimo, por dinero pues es trabajo, aunque aveces puede resultar placentero, pero la experiencia sexual mas sublime es con alguien amado.

Porfirio dijo...

Hola, Fernanda. Me gustó mucho la referencia al final de *Pedro Páramo*: "Se apoyó en los brazos de Damiana Cisneros e hizo el intento de caminar. Después de unos cuantos pasos cayó, suplicando por dentro; pero sin decir una sola palabra. Dio un golpe seco contra la tierra y se fue desmoronando como si fuera un montón de piedras".

Gracias, Fer. Un saludo desde las frías tierras de Toluca, Estado de México.