Hagamos un trato


Hagamos un trato, yo me ceñiré el vestido, apretaré mis muslos, ampliaré el escote, borraré de mi rostro las pistas del cansancio. Una sonrisa, algunos brochazos de maquillaje, un toque de rubor, brillo en los labios, sombra en los ojos y luces en el cuerpo. Soltaré el cabello para que juegue por mi cara, tal como te gusta y aumentaré mi tamaño con las zapatillas que hacen juego con estas prendas y endurecen mi caminar, puliendo la curva de mis piernas.

Me besarás, con tus labios inflamados y el deseo vivo. Te besaré y me abandonaré a tu gusto, a tus pasiones, a tu goce. Pondremos la ropa en el tocador, la tuya a la derecha, la mía a la izquierda, todo en perfecto orden como prefieres que se hagan las cosas. Los celulares apagados. Entonces me pedirás que me suba a la cama, que me ponga en cuatro, que me mueva, que te diga cuánto lo disfruto. Sentiré tus manos frías, acariciando mis nalgas y tu cuerpo recreándose con el mío. Dirás promesas, suplicarás, dirás que me amas, que soy tu mundo y tu todo.

Nos bañaremos luego, me contarás las cosas de tu vida, de tu trabajo, de tus amigos, tal vez hasta se te escapará alguna anécdota sobre tu esposa o tus hijos. Después me pagarás y nos despediremos como cada tarde. Pero hagamos un trato, antes de entrar, encarguemos los sentimientos en el guardarropa, al terminar podemos pasar por ellos y regresar a nuestras vidas respectivas. No dejemos que un engaño en el corazón, nos haga olvidar ni por un instante que, así nos veamos casi a diario, no somos otra cosa que la que vende y el que paga.

28 porras y 2 mentadas:

Bahab Calderón dijo...

¡Que bárbara Fernanda!
¿Tú crees que en el corazón se manda? por un momento me transporte al personaje que paga, que quiere, que desea y también me traslade al personaje que deja sus sentimientos a un lado para tratar de vivir su vida como de costumbre, sin querer dar el corazón, pero que ha perdido, porque en el corazón no se manda.
Pero dentro de esa soledad hay un sentimiento que aunque reprimido hace que el momento del sexo se vuelva algo más, la alegría de estar con el ser amado, el de una entrega sin egoísmo, la paga vendrá después, pero antes de eso son solo dos personas que se unen en el éxtasis de la fusión perfecta...
Me gusto.

Te mando muchos saludos.
¡Saludos a todos! ¡Besos a Fer!

Muequita1809 dijo...

Es el relato mas romantico-antiromantico que he leido!
Muy interesante y muy verdadero...

Craneo Rojo dijo...

Me gusto mucho...

Te mando un beso

Anónimo dijo...

magnifica forma de transportarnos al deseo y la gloria pero ubicar la realidad para desencantar.recordando hechos pasados, grasias y saludos fer

es_panto dijo...

Me parece un buen trato
y magnifico relato.
Felicidades Fer he quedado muy complacido.

Besos...

Anónimo dijo...

...La inmensa máquina entró con paso lento pero firme. La cabeza y parte del miembro ya estaban dentro. Unas cuantas firmes y decididas embestidas completaron la conjunción, y Bella recibió en toda su longitud el inmenso y excitado miembro de Ambrosio. El estuprador yacía jadeante sobre ella, en completa posesión de sus más íntimos encantos. Bella, dentro de cuyo vientre se había acomodado aquella vigorosa masa, sentía al máximo los efectos del intruso, cálido y palpitante. Entretanto Ambrosio había comenzado a moverse hacia atrás y hacia adelante. Bella trenzó sus blancos brazos en torno a su cuello, y enroscó sus lindas piernas enfundadas en seda sobre sus espaldas, presa de la mayor lujuria. —¡Qué delicia! —murmuró Bella, besando arrolladoramente sus gruesos labios—. Empujad más.., todavía más. ¡Oh, cómo me forzáis a abrirme, y cuán largo es! ¡Cuán cálido. cuan.., oh... oh! Y soltó un chorro de su almacén, en respuesta a las embestidas del hombre, al mismo tiempo que su cabeza caía hacia atrás y su boca se abría en el espasmo del coito. El sacerdote se contuvo e hizo una breve pausa. Los latidos de su enorme miembro anunciaban suficientemente el estado en que el mismo se encontraba, y quería prolongar su placer hasta el máximo. Bella comprimió el terrible dardo introducido hasta lo más intimo de su persona, y sintió crecer y endurecerse todavía más, en tanto que su enrojecida cabeza presionaba su juvenil matriz. Casi inmediatamente después su pesado amante, incapaz de controlarse por más tiempo, sucumbió a la intensidad de las sensaciones, y dejó escapar el torrente de su viscoso líquido. —¡Oh, viene de vos! —gritó la excitada muchacha—. Lo siento a chorros. ¡Oh, dadme ....... más! ¡Derramadlo en mi interior.., empujad más, no me compadezcáis. . .! ¡Oh, otro chorro! ¡Empujad! -Desgarradme si queréis, pero dadme toda vuestra leche! Antes hablé de la cantidad de semen que el padre Ambrosio era capaz de derramar, pero en esta ocasión se excedió a sí mismo. Había estado almacenado por espacio de una semana, y Bella recibía en aquellos momentos una corriente tan tremenda, que aquella descarga parecía más bien emitida por una jeringa, que la eyaculación de los órganos genitales de un hombre. Al fin Ambrosio desmontó de su cabalgadura, y cuando Bella se puso de pie nuevamente sintió deslizarse una corriente de líquido pegajoso que descendía por sus rollizos muslos...

Anónimo dijo...

Esas palabras duelen...

Phoenicoperus dijo...

Perder el neto carácter transaccional sería poco sensato, considerando que a fin de cuentas es el negocio. Sin embargo aquí has descrito una de las razones por las que hasta el momento no me he animado a contratar algún servicio como el que ofreces u ofrecías. Para algunos es más complicado dejar los sentimientos en el guardarropa suponiendo que después no haya daño colateral.

Saludos.

QUANTUM dijo...

where is my mind !! (click)

En la inmensidad del tiempo:
¡¿A qué se resume nuestra existencia?!

Cuando una luz se apaga no nos resta decir, más que:

UN MINUTO DE SILENCIO


P.D. "...sombra ambulante es esta vida, mísero actor que en el escenario se afana y pavonea un momento...y al cabo, para siempre, calla su voz..."

William Shakespeare. Macbeth.

pablito dijo...

Excelente Fer!!!

Te aseguro que si no dejas los sentimientos en el guardaropa sales mas que despelucado!!

Complicado pero cierto.

Besos.

pilli dijo...

Jodidamente cierto eso que escribes, y no solo en el proceso de vender y pagar, existen relaciones que terminan justo en el momento en que la otra persona quienquiera que sea , hombre o mujer, regresa a su vida habitual como si en verdad esa vida sea la "normal",en mi caso me es imposible hacer un trato como el de colgar los sentimientos,cuando me enamoro de alguien, simplemente me entrego cualsea la posición de ese hombre...
Como siempre un gusto leerte Fer.
Te imagino mas bella que nunca en estos dias de vacaciones.

Anónimo dijo...

me gusto mucho, oye quiero tu libro necesito saber si todabia tienes en exitencia o cuando vas a sacar otro de tus libros manda respuesta a angie29_08@hotmail.com

saludos fer

vIrGo dijo...

holas fer espero que estes bien, creo que esta historoa es una de las mejores, de las que habla de tu vida, de lo quepiensas, quieres y anhelas ojala y sigamos leyendo estas bellas palabras con tu corazon en la mano cuidate mucho y como siempre te deceo lo mejor.( oye si puedes mandame un mail para sabet que onda con el paquete que dijiste que estaba en venta la vdd si me interesa)

Fly dijo...

Me gustó mucho el relato, pero tengo entendido que en el ambiente profesional de hecho la paga viene al principio ¿No es así?

PD: El corto relato del segundo anónimo también esta muy bueno. Ojalá y lo publicara completo.

Yolanda Olan dijo...

wow fernanda como siempre me dejas impresionada de lo bien que escribes, yo soy lectora de tu blog,esta es la primera vez que dejo comentario, dejame felicitarte, tu forma de escribir me encanta, tienes una manera de describir las cosas, que hasta parece que lo estoy viendo en una pelicula.

eres muy talentosa eh! :)

Blue dijo...

Si no existiera el dolor ¿Cómo podriamos ponderar lo que nos rodea?, el arrancarse un sentimiento como el que muchas veces se entrega al hacer el amor, como dice Alex Lora "... es difííííícil"
De todo lo material nos podemos despojar en cualquier momento, pero de lo que se genera en el espiritu y permea a el alma ¿Cómo lo desterras?

De los mejores post que has escrito...

armando dijo...

Creo que lo que acabas de escribir se resume en una sola palabra: BRILLANTE!

Ric dijo...

Caray solo una expresion GUUUUUAAAA ¡¡¡¡
Me encanto, Felicidades por tener ese talento.... claro entre muchos otros mmmmmmm....

Ric

Zedky dijo...

hola niña como ya te dije cada vez me leo tus escritos quedo fascinado de la profundidad de tu ser en cada uno de ellos exelente

abrasos y besos e.o.s.g.

Yarko dijo...

¡¡muuuy bieeeennn!! está buenísimo para hacer un corto.. mm, me encantó
Yarko
100%Ferfan

George Constantine dijo...

Ups Greeneyes, duro y a la cabeza, describes muy bien lo que siente el "cliente" y la "compañera del momento", de ahi derivan los conflictos por enamorarse de ella (o ella de el), por su oficio, por el motivo que lo orilla a buscarla, etcetera. Muy bueno como de costumbre amiga.

Saludos, un abrazo y un beso,

Sgto Carrujo dijo...

me encanto...

saludos hermosa

Ciencia Vudú dijo...

Un abrazo...

Éste era un gato dijo...

Hola, Fernanda. Me confieso fans de tu blog. Me gusta tu estilo, es fresco y muy ágil. Impredecible. Me gustaría que me prestaras tus ojos un rato y le dieras una leída a mi blog. El estilo es muy distinto pero apreciaría tu opinión. Un saludo.

piesdetrapo.blogspot.com

incitatüs dijo...

Hágamos un trato.

Tú escribe y yo te idolato.
Tú deleítame con tus letras,
yo, mientras aprendo a soñar.

El trato consiste también,
en recordarme a cada instante
que, aunque existes,
no eres más que mi fantasía más real.

Max dijo...

Es difícil dejar los sentimientos colgados en el armario a la hora de entrar y pagar, también es difícil despedirse después del encuentro, aunque sabes que llamarás de nuevo a esa chica, solo por sexo o por como es contigo.
Sin embargo, es lo mejor para ambos, hacerlo un trato así…


Max.

Ulises dijo...

Fernanda escribes muy bien, te felicito, pero siento que el relato tiene imprecisiones en cuanto la condición humana masculina. Es muy difícil pedir que un hombre que toma el sexo-servicio deje sus sentimientos o mejor dicho su sentir. El hombre en general y, tu lo sabes, no sabe disfrutar de su cuerpo. No sabe reaccionar con que le toques el cuerpo, tan fácilmente. El que acudan al sexo servicio esta predeterminado mentalmente varias horas antes de que busquen el servicio. Y debes saber que las ideas o pensamientos generan sentimientos. Es decir, ya mentalmente se imagino las situaciones que va a vivir de manera idealista, si tu quieres. Hasta, digamos, amorosa, si aún no tiene pareja. Ahora con los medios electrónicos viendo las fotografías es más intensa la fantasía. Solo le falta evidenciar que con la imagen de la mujer seleccionada coincida su pensamiento-sentir. Prueba de ello, es que entre hombres se relatan las mejores experiencias cuando los trataron como novios y ser novia, no es tener una cuerpo sin sentimientos ¿no crees?. Sin embargo, la sexo servidora simplemente, de la nada, se enteras media hora antes de la petición de un reverendo desconocido y su pensamiento es, ya llegó lana.

La erección del pene está directamente conectada con el cerebro. Es decir, el proceso sigue esta secuencia pensamiento-sentimiento-acción y ¡boala! Se da la erección. En el mismo viagra indirectamente te dicen que no funciona si el hombre no esta erotizado y lo erótico es un sentimiento para el ser humano, no es un lubricante. También sabes que un hombre solo puede ocupar su mente-sentir-hacer, todo junto, en un solo evento. Ustedes las mujeres pueden estar en dos cosas a la vez, su mente en un lado y su cuerpo en otro, si no se quieren involucrar. Este proceso le lleva a la satisfacción pero si le prestas tus oídos amablemente y le gusto tu cuerpo y tu piel, tu boca. Hubo una que otra mirada o beso profundo y además es un desastre su vida amorosa, entonces se clava y te busca otra ves.

O velo de esta otra manera para no generar sentimientos. Se seca y cortante al hablar, contesta con monosílabos, acuéstate y solo abre las piernas, no le mires a los ojos, no lo beses. Cuando te penetre no cierres los ojos, si puedes chifla el último éxito de la radio. No lo abraces. Cuando termine empújalo suave pero firme. Habla fuerte e imperativa cuando no quieres que haga lo que no esta en el trato. Con un poco de violencia dile que ya termino, no hay más y que ya te vas, no contestes preguntas, vístete y vete. Seguro así no generaras sentimientos. ¿No crees?

Ahora bien, para la mujer hacer sexo con sentimientos es inmensamente muy diferente que lo del hombre... Pero si hay oportunidad, será materia de otro foro...

Mi correo para comentarios es ulisesluna8@gmail.com

Leon Errante dijo...

Sabias y Sinceras Palabras diria sho!. . . . .sin perder el rumbo. XD! Grrrrrrrrrrrrr ^_^